Leissa, Irazu y Castillo, el perfil de quienes encabezan las listas opositoras

Cambiemos, el PJ disidente y el vecinalismo empezaron a mostrar sus nombres más allá de las caras ya conocidas. Los primeros precandidatos de la lista de concejales pasaron por ElDía desde Cero. Juan Boari también fue invitado, pero más allá de la estrategia oficial de no salir a hablar a los medios aun, el médico se disculpó por no encontrarse en la ciudad.

Luciano Peralta

 

Las coincidencias, muchas de las veces y como es lógico, tienen que ver con la crítica a las decisiones que el gobierno municipal ha llevado a cabo en sus primeros tres años. También, los opositores suelen redundar en las diferencias que los separan del piaggismo en cuanto a la manera de construir políticamente y, consecuentemente, la manera de concebir la construcción de poder.

Pero hay una característica que diferencia a los tres espacios opositores que el próximo 14 de abril se presentarán en las PASO. El perfil de los precandidatos que encabezan las listas de concejales es marcadamente diferente. Sus discursos también.

El último jueves Alejandra Leissa, Eduardo Irazu y Luis Castillo visitaron ElDía desde Cero. Lo que sigue son las definiciones más interesantes de quienes buscan ocupar una banca en el Concejo Deliberante a partir del próximo 10 de diciembre.

“Una política más sana y constructiva”

“Quiero vivir en una ciudad mejor y en un país mejor. Los cambios no tenemos que esperarlos del otro”, respondió Alejandra Leissa, la hija del exintendente Luis Leissa, al ser consultada por la decisión de participar activamente en política.

Es psicóloga y madre de dos niños, de 9 y 10 años, y conocida por su paso por la Asamblea Ambiental. Sobre las ideas que sostienen su candidatura, dijo: “El objetico es una ciudad más sana, más ordenada, menos insegura, y más coherente con el mensaje. Tenemos que exigir algo más que una ciudad con espacios públicos lindos”.

En línea con las últimas declaraciones de Melchiori, la precandidata apuntó al problema de las drogas en la ciudad y cuestionó que “no esté en los planes del gobierno, no se reconoce el problema”. Para lo que viene dijo que hay que empezar “cumpliendo las ordenanzas que ya existen, sino se pierde autoridad como gobierno, como pasó con esto de no consumir alcohol en la vía pública durante el fin de semana largo”. Y cuestionó que “a veces parecería que el cambio en nuestra ciudad es mala palabra, y eso se tiene que dar a partir de fortalecernos cada uno”, expresó la psicóloga.

Por último, apuntó contra el estilo kirchnerista –que “confronta” y “agrede” –y defendió el rumbo a nivel nacional. “La economía está mal, pero el Presidente reconoce los problemas. Tenemos que apuntar a ser un mejor país, y para serlo tenemos que hacer cosas distintas. Hablo de una forma de hacer política más serena, más sana y constructiva”.

“Nosotros somos cien por ciento peronistas”

Fue concejal en el período 2003-2007, es referente del turismo y encabeza la lista de “Juntos por Gualeguaychú”, espacio que le hará la interna al intendente Martín Piaggio.

Eduardo Irazu marcó fuertemente la pertenencia al ala bordetista del justicialismo, reivindicó lo hecho por el gobierno provincial, en el que “no se han producido despidos” y valoró la capacidad de gestión de Jorge Roko.

“Nosotros somos cien por ciento peronistas”, aseguró, dejando flotar en el aire la pregunta “¿Piaggio no?”, a la que el precandidato prefirió no contestar: “digo lo que somos nosotros, no voy a hablar de otros candidatos”.

Irazu se refirió a una campaña limpia y habló de las fortalezas de su espacio. “Vamos a implementar la Secretaría de Seguridad, que hasta ahora no existe, vamos a trabajar fuertemente en Desarrollo Social y Turismo. En casi diez años en el Hospitalito Baggio, Jorge Roko demostró capacidad de gestión, la institución es un ejemplo”, expresó. Al tiempo que marcó “incoherencias entre el discurso del Municipio y las realidades de muchos vecinos”, y cuestionó el rol del Ejecutivo con instituciones como la Codegu o el Autoclub.

El PJ es el único partido que tendrá internas reales en las PASO, consultado por el día después, en el que una de las dos fracciones festejará, el precandidato mostró una actitud orgánica: “llegado el 15 de abril, por qué no podemos juntarnos para ver cómo seguimos; el que pierde se sumará, el Gobernador expresó eso y nosotros estamos de acuerdo”.

“No basta con hablar de transparencia municipal”

Es reconocido por su condición de médico y responsable del Banco de Sangre de la ciudad, además de ser un escritor con varios libros publicados. En lo político, Luis Castillo es uno de los tantos radicales que se alejó de su partido tras el acuerdo con Cambiemos.

“El límite es Macri”, sostuvo abiertamente, y reconoció que fue uno de los que se opuso a la invitación de Cambiemos de ser parte de las PASO. Al igual que Leissa, Castillo contó que empezó a caminar los barrios en el marco de la campaña y que lo sorprendió la problemática de la droga. Pero este no fue el único blanco de críticas hacia el oficialismo, el precandidato también cuestionó la “falta de trasparencia” del gobierno local.

“No basta con hablar de transparencia municipal, debemos crear un Tribunal de Cuentas, para tener un control real de lo que gasta la gestión”, expresó, y afirmó que el actual no es un gobierno trasparente.

“Lo puedo decir tranquilamente porque acá tengo el Presupuesto 2019 y no se entiende, no está claro”, indicó en este sentido, aunque aclaró que “no hablo de corrupción, porque no tengo pruebas”.

“Los números cierran, pero yo quiero que me aclaren esos números. Tenemos, por ejemplo, que a Defensa del Consumidor se destinan 7 millones de pesos para el 2019 y 6 millones y medio son para el personal. Yo quiero saber quién es el personal”, indicó. Y, entre otras cosas, apuntó al hecho de “tener una Secretaría de Poder Popular a la que se destinan millones de pesos y no tengamos un defensor del pueblo, que es una figura fundamental”.

 

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.