Los pedidos excéntricos de Luis Miguel para su show en Córdoba

Luis Miguel llegará mañana a Córdoba desde Santiago de Chile, donde realizó cuatro funciones a pleno. Aterrizará pocas horas antes de actuar en el estadio Orfeo y partirá después a Buenos Aires, donde se presentará en el Campo Argentino de Polo.

De los nueve camiones que traen todos los equipos desde Santiago de Chile, llegaron cinco; los otros cuatro arribarán mañana. También ya está en Córdoba su “avanzada de seguridad”; todo el staff del cantante (unas 40 personas) se mueven en Mercedes Benz Piano que debieron ser contratadas en Buenos Aires porque no hay servicio en esta ciudad.

Como siempre, el mexicano se alojará en el Sheraton -donde también para su gente- y se moverá en una Land Rover roja. En su última visita en noviembre de 2015 no había estado conforme con el modelo Q7 que tenía a disposición.

Aunque habitualmente no entra al camarín, su representante es el encargado de chequear que todas sus exigencias se cumplan y, si algo falta, lo hace notar de inmediato.

Según contó Juan Manuel Rodríguez, gerente del Orfeo Superdomo, los pedidos de Luis Miguel fueron: velas de diferentes colores, jabones con aroma a vainilla; paredes tapizadas en telas negras y una docena de toallas blancas para el camarín. Además frutas importadas, frutos secos, quesos y bebidas colas sin azúcar integran el combo de alimentos que pidieron a la producción. Y este año cambió la marca de agua mineral: tomará Electrolight, una isotónica y Esential Water, una bebida destilada.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.