Madrid se prepara para el partido de “mayor riesgo de la historia de la ciudad”

La Policía Nacional admitió que será el operativo más grande e importante para un evento deportivo.

Un llamado entre Alejandro Domínguez y Florentino Pérezabrió la negociación de la Conmebol con la Real Federación Española de Fútbol. Horas después, el Santiago Bernabéu era anunciado como el estadio que albergaría la superfinal de la Copa Libertadores entre River y Boca, luego de que el partido de vuelta se suspendiera en el Monumental por la agresión al micro que trasladaba a los jugadores de Boca.

Sin embargo, Madrid no solo recibirá a uno de los mejores clásicos del mundo del fútbol. La capital española deberá estar preparada también para un operativo de seguridad sin antecedentes. Incluso, la Policía Nacional admitió que será el partido “de mayor riesgo de toda la historia de la ciudad”.

Así lo anuncia una nota del periodista Javier Barroso en el diario El País de España, en la que se detalla que el domingo “el paseo de la Castellana, en pleno centro de Madrid, quedará cortado desde las nueve de la mañana”. Ese lugar quedará dividido “en dos zonas para hinchas de cada equipo”.

El Fan Zone de River estará ubicado en la plaza de Cuzco, en el extremo norte, mientras que el de Boca estará al sur del Bernabéu, en un tramo que terminará junto al puente de la calle del Raimundo Fernández Villaverde, en la estación de subte Nuevos Ministerios. “Entre ambas habrá un área de seguridad de forma que no haya contacto entre ambas”, detalla El País.

A diferencia de lo que ocurre en Argentina, la apertura del estadio se hará apenas 90 minutos antes del comienzo del partido. Con esto, cuentan, “se quiere frenar cualquier inconveniente”.

De todas formas, el viernes habrá una reunión clave. El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, convocó para las 11 de la mañana a todos los mandos policiales, en especial de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, en la que se concretará el despliegue final de agentes y dónde se ubicarán.

Aunque todavía no se han dados cifras, se sabe que “superará con creces” a los efectivos destinados en otros partidos de alto riesgo, como un Real Madrid-Barcelona, en los que se llegan a movilizar hasta 2.500 agentes.

De hecho, la Policía Nacional le pidió al Director Nacional de Seguridad de Fútbol de Argentina, Guillermo Madero, para que se desplace a España “una delegación de especialistas en seguridad deportiva y del Sistema del Programa Tribuna Segura”, dada “la magnitud del evento a desarrollar y al control de los hinchas de ambos equipos”. “Todo ello, con la finalidad de integrarse en el dispositivo de seguridad que la Policía Nacional desarrollará”, añade el escrito.

Otro aspecto que considerará la seguridad española será la posibilidad de un enfrentamiento entre los seguidores radicales del Rayo Vallecano, los Bukaneros, con hinchas de Boca, ya que los españoles tienen una conocida “hermandad” con los barras de River. Por eso, remarca El País, “los agentes de la Brigada Provincial de Información (dedicada a la lucha antiterrorista y contra los grupos antisistema) están controlando todos sus movimientos”.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.