¿Nos quieren hacer creer que la tierra es redonda?

La esfericidad de la Tierra es uno de esos datos físicos que resultan indubitables. Sin embargo, hay gente que considera que este concepto es producto de un complot mundial para engañar a la humanidad.

¿Estamos tan seguros de nuestra representación del mundo? ¿Quién puede negar, por lo demás, que el conocimiento humano muta ya que tiene una naturaleza social e histórica? ¿Acaso no se creyó en algún momento que la Tierra era plana y luego se la consideró esférica?

Es decir, a nuestra visión científica de la realidad –como antes sucedió con la visión religiosa del mundo- le han salido sus detractores y escépticos, quienes aprovechan las plataformas digitales para instalar teorías alternativas.

Así están los que ponen en duda la imagen, ampliamente aceptada por la comunidad científica y el público mundial, de que la Tierra es redonda, sugiriendo que esta representación cosmológica es un montaje malicioso de oscuros y poderosos intereses globales.

Eso piensan, por ejemplo, los que creen por un lado que la Tierra es plana y los que por otro sostienen que es hueca, dos teorías que antecedieron a la concepción esférica de nuestro planeta.

Es interesante hacer constar que unos y otros, más allá de sus diferencias, al desafiar la teoría cosmológica dominante, comparten la percepción según la cual todo cuanto damos por cierto, y está blindado por la ciencia, es producto de un complot.

Así se expresan los “terraplanistas”, es decir las personas que consideran que la Tierra es plana, y que acaban de tener un encuentro internacional  en la provincia de Buenos Aires, con los auspicios del municipio bonaerense de Colón (un nombre que, paradójicamente, nos recuerda la redondez de la Tierra).

Agrupados en lo que se conoce como Flat Earth Society (Sociedad de la Tierra Plana), estas personas discuten la idea que se enseña en el sistema escolar de que nuestro plantea es un “esferoide oblato”.

Este grupo tiene la certeza de que vivimos en un mundo plano y que una conspiración a gran escala (liderada por la NASA y el gobierno estadounidense) trata de ocultarlo con información e imágines manipuladas.

¿Entonces las fotos de la Tierra desde el espacio son todas falsas? En efecto, contesta este grupo, para quien existe un “fraude” en el que están involucradas todas las agencias espaciales del mundo.

¿Y qué del hecho de que nadie se ha caído jamás al llegar al borde de ese disco que es el mundo? Al respecto James McIntyre, miembro de la Flat Earth Society, explica: “Una examen somero del mapa de la Tierra plana explica la razón: el Polo Norte está en el centro y Antártica en el borde de toda la circunferencia de la Tierra. La circunnavegación es viajar en un círculo muy ancho por la superficie de la Tierra”.

En cuanto a los que creen que los orbes celestes, es decir los planetas, son huecos, afirman a la vez que la Tierra conserva en su interior un pequeño sol que permite la vida, al tiempo que creen que en los polos hay dos grandes aberturas para la entrada y salida de los seres que allí habitan.

Esta teoría se refuerza con la presunción de que una civilización tecnológicamente superior está en el interior terráqueo, moviendo los hilos.

La literatura de ciencia ficción alimentó esta creencia, como es el caso de La “Sombra más allá del tiempo”, el libro de Lovecraft que describe una raza antigua y subterránea que dominó la Tierra hace 150 millones de años y que, desde entonces, permanece allí.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.