Pidieron hasta 8 años a los acusados por el asalto armado en Ceibas

Martín Gil requirió 8 años de prisión efectiva para Javier Rolando Silva y Walter Víctor Telechea, y 6 años y 8 meses de cárcel para Miguel Grando. El defensor Pablo Di Lollo solicitó la absolución de sus defendidos porque consideró que no hay elementos de pruebas que acrediten la participaron en el hecho.

Dos semanas después de la última audiencia realizada el último día de agosto, ayer se reanudó el debate con los alegatos de clausura. El fiscal Martín Gil ratificó la acusación contra los tres de los cinco imputados (los otros dos están prófugos) de haber asaltado a mano armada una parrilla en Ceibas el pasado 25 de mayo.

Miguel Ángel Toledo de 55 años y Carlos Ariel Juárez de 42, son los otros dos imputados, y principales acusados del hecho, que no estuvieron presentes durante este debate. Fueron quienes escaparon de su arresto domiciliario 24 horas antes del inicio del juicio. Estaban alojados en un hospedaje en el barrio San Francisco, en Patico Daneri y San Juan, pero evadieron el perímetro y hasta hoy no han sido localizados.

Según la imputación del Ministerio Público Fiscal, Juárez bajó del auto vestido con el uniforme de policía e ingresó al local que en ese momento estaba siendo atendido por su dueño. La víctima nunca pensó que estaba a punto de ser asaltada a mano armada, ya que previamente había visto por las cámaras de seguridad la llegada del supuesto funcionario policial.

Cuando el dueño del local se dispone a atenderlo, Juárez lo apunta con un arma y le exige que le entregue el dinero que había en el lugar porque lo iba a matar. La víctima es reducida y Juárez, junto con Toledo y Grando revisan la caja registradora y otros lugares en busca de dinero, mientras Silva y Telechea se quedaron en la parte exterior, haciendo de campana. Finalmente, los delincuentes escaparon con los 10 mil pesos que había en la caja registradora y varias cajas de cigarrillos Phillips Morris.

Horas después, durante la madrugada, los cuatro cordobeses de 42, 41, 55 y 19 años, y el supuesto entregador de Ceibas de 33 años, fueron detenidos por personal de la Brigada de Delitos Rurales en el camino rural lindante al establecimiento “El Arranque”, por la zona del acceso sur de Gualeguaychú.

En la requisa hallaron un arma 9 mm, un chaleco porta objetos, utilizado por la Policía y dinero en efectivo. Tras sus detenciones se les tomó declaración indagatoria y en la audiencia con el juez de Garantías, se les dictó una prisión preventiva por 45 días. Luego la Cámara de Apelaciones les concedió un arresto domiciliario y esa medida fue prorrogada hasta la actualidad.

Fueron imputados del delito de robo calificado por el uso de arma de fuego, en calidad de co-autores, que tiene una pena mínima de 6 años y 8 meses de prisión efectiva, y una máxima de 20 años. El adelanto de veredicto se conocerá el próximo viernes a las 12.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.