“Sueño Entrerriano”: Urribarri quedó más cerca del juicio oral

El ex gobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Sergio Daniel Urribarri, y su ex ministro de Comunicación y Cultura, el diputado Pedro Báez, quedaron a un paso del juicio oral y público por delitos contra la administración pública en el caso del “Sueño Entrerriano”.

Este martes el juez de Garantías Nº 3 de Paraná, Ricardo Bonazzolla, rechazó un planteo interpuesto por los abogados defensores de Urribarri y Báez que buscaban que el caso no llegue a la instancia de juicio oral.

En concreto, el magistrado desestimó el planteo de excepción por falta de acción que interpusieron los abogados Raúl Barrandeguy, Candelario Pérez e Ignacio Díaz, por Urribarri y Báez, respectivamente. El recurso se discutió en una audiencia el 4 de abril pasado y hoy el juez dio a conocer la resolución.

El magistrado dijo que hacer lugar a la petición de los acusados sería “prematuro” ya que observó que “la fiscalía ha ofrecido un gran número de testigos y piezas documental, pruebas que sólo han de alcanzar esa calidad en el debate”.

“Creo sinceramente en permitir que esta causa siga su curso, como pretende la acusación pública, con los fundamentos vertidos en la solicitud de remisión de la causa a juicio”, dijo y consideró que el caso debe ventilarse en el debate de juicio donde “se dará el justo valor probatorio a los fundamentos defensistas vinculados a la aprobación de las cuentas públicas”.

El planteo defensivo sostenía que la Justicia no tiene ningún delito para investigar porque no hay delito puesto que las tramitaciones bajo la mirada judicial ya fueron evaluadas por los organismos de control del Estado, sin reproches.

En la investigación penal no sólo está involucrado el ex gobernador y su ex ministro de Cultura y Comunicación; sino también el ex ministro de Turismo, Hugo Marso, y, entre otros, el cuñado de Urribarri, Juan Pablo Aguilera, también involucrado en la causa de los contratos truchos.

La causa incluye tres expedientes: la investigación por la instalación de un parador playero en Mar del Plata, que le costó a la provincia $14 millones; la contratación de la productora del empresario farandulero Jorge “Corcho” Rodríguez, Nelly Entertainment SA, para difundir tres spots de promoción de la Cumbre de Presidentes del Mercosur, que se realizó en Paraná en 2014, por un monto de $27 millones; y la contratación con distintos medios gráficos de la publicación de una solicitada contra los fondos buitres que le supuso a las arcas del Estado entrerriano el gasto de unos $4 millones. La tesis de la Fiscalía es que dichos fondos públicos se utilizaron para financiar la fallida campaña presidencial de Urribarri, cuyo eslogan distintivo fue el “Sueño Entrerriano”.

Los delitos que se le imputan a Urribarri y Báez son negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública y peculado. En tanto, a los demás acusados se les reprocha los mismos delitos pero en grado de partícipes primarios.

En diciembre pasado la Fiscalía unificó las investigaciones y pidió la elevación a juicio de todos los imputados por supuestos delitos contra la Administración Pública. Ahora, tras el rechazo del recurso defensivo por parte del juez Bonazzolla, sólo resta que se fije fecha de audiencia para que se defina la elevación o no de la causa a juicio oral y público. (Entre Ríos Ahora)

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.