Una menor pidió helado y el delivery la comenzó a acosar por WhatsApp

El padre de la joven lo denunció en las redes sociales. Intervino el Ministerio Público Fiscal.

Una chica de 14 años pidió un cuarto de helado en una heladería de Caballito. Como la familia no tiene teléfono fijo en su vivienda, la menor usó el celular para hacer el pedido y dejó el número registrado para cualquier duda con la entrega.

Pero la sorpresa fue mayor cuando un empleado de la heladería Freeport comenzó a escribirle a la menor a su propio celular. Advertido de la situación, el padre de la chica tomó el teléfono y se hizo pasar por su hija, para seguir la conversación.

En todo momento, en la charla de WhatsApp, el papá (en el rol de su hija) siempre sostiene que es menor, que tiene 14 años. Pero al delivery, que tendría 30 años, no le importó.

“Mi hija llamó por teléfono y cómo no tenemos fijo dejó su celular a la heladería. Y al rato de recibir el helado, un empleado de la heladería empezó a escribirle por WhatsApp. Primero le preguntó si le había gustado el helado, y después le empezó a sacar charla y le dijo hermosa”, relató el padre, Elio Puntieri, a telefenoticias.com.ar.

Y agregó: “Cuando la charla se empieza a tornar rara, mi hija me da el teléfono y yo sigo la conversación. Quería ver hasta donde llegaba. Cuándo le dije que tenía 14 años pensé que iba a cortarla, pero siguió chateando”.

El empleado de la heladería -consciente de que tenía 14 años- le empezó a preguntar por la fiesta de 15, le contó cosas personales y hasta le preguntó si estaba acostada. Enojado por la situación, Elio fue hasta la heladería a buscar al hombre que tendría 30 años. “Pregunté quién era la persona y le grité de todo. Empezó a pedirme perdón y le dije que lo iba a denunciar”, le contó a Telefe.

 

Los propietarios del comercio tomaron cartas en el asunto y desvincularon al joven. Puntieri hizo la denuncia por mail en el Ministerio Público Fiscal. Las autoridades ya se contactaron con él y la semana próxima se presentará para relatar lo ocurrido en sede judicial.

“Una vez que lo subí a Twitter, algunas chicas me escribieron diciendo que les había pasado lo mismo con la misma persona, de esa misma sucursal”, le relató Puntieri a Telefe. Y contó que una vez que difundió lo sucedido en redes sociales se comunicaron desde la heladería, pidieron disculpas y le explicaron que el hombre había sido despedido.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.