Un viaje dentro de Alma Carnavalera, uno de los motores de Ará YevÍ

Alma CarnavaleraLa banda liderada por Titi Pauletti y Belén Grecco se ha convertido en una de las favoritas de la gente y en uno de los puntos altísimos en los dos títulos conseguidos por Ará Yeví. En una charla íntima y descontracturada, varios de sus integrantes hablaron de su historia y contaron anécdotas imperdibles.

 

Daniel Serorena

 

 

Alma Carnavalera es sinónimo de Carnaval. De éxito, de buena música, de amistad. Pero también hay una linda historia detrás de la conformación de la banda que lideran Titi Pauletti y Belén Grecco, que agrupa casi 25 músicos en escena, más un coro de 40 personas. Toda una familia dedicada al Carnaval.

Un poco de historia

“Con el nombre de Alma Carnavalera empezamos en 2011. Del grupo original que tocábamos en La Mezcla quedamos el Flaco Bonazzola, Rodrigo Fernández, Belén Grecco y yo. Enseguida sumamos a Martín Altuna, los vientos de Concepción (Néstor Zwenger, el Vasco Arrechea e Iván Padilla) y se sumó Joaco Bonazzola en la batería. Con esa formación y otros amigos músicos, salimos como Para Cacho, que fue una suerte de homenaje a mi abuelo y enseguida formamos Alma Carnavalera, que ha ido creciendo con el tiempo hasta este hermoso presente”, abrió la charla Titi Pauletti.

 

Te puede interesar: “Tanta agresión supera el espíritu carnavalero que nos debería unir”

 

 

Carlos Bonazzola, uno de los músicos más experimentados en el Carnaval, agregó: “la incorporación de mi hijo Joaquín fue una cosa muy importante y emotiva para mi. El siempre me acompañó cuando era muy chiquito, cada vez que yo iba a tocar con amigos. Me acuerdo que en algunas noches, en El Águila, Joaco se iba a dormir a un camarín donde se cambiaban los músicos y una vez apareció durmiendo dentro del bombo de una batería que había en el lugar. Ahí dije que nacía un baterista”.

 

Una banda de carnaval

Una de las características que tiene Alma Carnavalera es que es una banda hecha por y para el Carnaval. Así lo refiere Belén Grecco, quien remarcó que “la banda la hemos ido perfeccionando y puliendo pensando en el Carnaval. Siempre fue así, quisimos desde el primer momento hacer una banda de carnaval y lo hemos conseguido con el tiempo, pero seguimos innovando con algunas cosas, sumamos el coro, incorporamos otros músicos, este año se sumó Uba (Ubaldo Miler) y fue como si hubiera tocado siempre con nosotros. Tenemos de los nuevos y de los viejos. Y es un desafío enorme, sobre todo a la hora de pensar en un año nuevo: cómo no repetirte, cómo innovar, cómo ir manteniendo el estilo y es un proyecto que nos lleva todo el año”, indicó una de las voces femeninas del grupo, que además se encarga de la composición junto a Titi, esposo y compañero de aventuras.

Alma Carnavalera Titi y Belén

Enseguida Titi agrega algo que considera fundamental: “durante muchos años yo fui uno de los que siempre insistí en que Gualeguaychú debía tener bandas de carnaval. Cuando empezamos nos miraban medio de costado, porque siempre venían a tocar bandas de otras ciudades. Y nosotros estábamos convencidos que en Gualeguaychú hay material humano y musical de sobra para poder hacer muy buenas bandas, pero había como un preconcepto, quizá como que para algunos músicos el Carnaval era solamente una salida económica, pero no había una idea de trabajar para el Carnaval durante todo el año. Con el paso del tiempo nuestra prédica fue dando resultados y hoy es muy difícil pensar en el Carnaval de País con bandas musicales de otras ciudades. Estamos nosotros, Toque de Samba, Manivela, Banda de Papel, Big Bang y otras bandas más que son de la ciudad y que, además de tocar en el Corsódromo, han tenido experiencias en otras ciudades, pero con el gen carnavalero de Gualeguaychú”.

 

Caras nuevas… y no tanto

Dentro de la evolución constante de Alma, se da una simbiosis donde se mezclan músicos con mucha experiencia dentro del Carnaval del País y otros que llegan a la banda desde otros rubros musicales.

El guitarrista Marcos Peña es uno de esos casos. “Vengo del palo del rock pesado. Lo conozco al Flaco Bonazzola por un amigo que es cantante, me recomendó con Titi y Belén y hace dos años que toco en la banda. Tocar en Alma Carnavalera, más allá de un reto, me parecía algo muy interesante, porque anteriormente había algunos prejuicios sobre lo que pasa ahí adentro musicalmente. Me sorprendí. Hice otra cosa. Sin dejar de hacer lo mío; aportando desde mi lugar un granito de arena para generar lo que se generó. Salí el año pasado y ganamos, repetimos este año, creo que me tienen que tomar como cábala”, indicó Marcos con una sonrisa.

 

Te puede interesar: Se enteró que era la nueva Reina del Carnaval en el colectivo

 

 

Del lado de los experimentados, los vientos que llegan de Concepción tienen muchos años en el Carnaval. “El Ruso Zwenger fue uno de los iniciadores de Hechizo, una banda que marcó una época, el Vasco Arrechea también pasó por Hechizo y el caso de Iván Padilla, que era baterista de Hechizo y ahora toca el trombón con nosotros. Pero son músicos con experiencia y que sienten el Carnaval casi tanto como nosotros”, explicó Titi.

Además, Belén agrega un detalle que de ninguna forma puede considerarse menor. “Para nosotros es importante lo musical, pero priorizamos siempre lo humano. Tenemos una banda de muy buena gente, compartimos muchas cosas, trabajamos casi todo el año juntos. Por eso ponemos mucho énfasis en que los integrantes de Alma Carnavalera sean buenas personas”.

Todo un año de trabajo

Hacer la música para una comparsa no es una tarea sencilla y demanda mucho tiempo de trabajo. Alma Carnavalera divide la composición, los primeros bosquejos y el trabajo final en tres partes, antes de empezar a pulir los ajustes previos a salir a escena.

“Titi y Belén preparan los temas, los arman, componen las letras y nos van pasando la maqueta para empezar a acoplar toda la parte musical”, explicó Carlos Bonazzola.

Alma Carnavalera CORO

Belén agrega los tiempos que lleva el trabajo de composición. “Una vez que el director de la comparsa nos comenta el tema, con Titi empezamos a componer y a pensar en la música. Siempre lo hacemos juntos, le vamos mostrando algunas ideas al director y cuando tenemos casi todo el proyecto terminado, lo pasamos al resto de la banda y empezamos a trabajar en pulir los detalles y ajustes”.

También Titi aporta datos interesantes. “Nosotros siempre hemos trabajado de esta forma y para la banda ya son tiempos conocidos. Después empezamos a hacer los arreglos, donde hay mucha participación de Martín Altuna, también de los vientos. Y hay mucho ensayo: todos los domingos en forma casi religiosa ensayamos y también lo hacemos durante el carnaval, ajustamos mucho y vamos puliendo algunos errores. También tenemos mucho ensayo en lo que tiene que ver con el sonido, tenemos 40 micrófonos al aire, por eso quiero destacar el trabajo de Fabián Díaz e Isaías Irigoytía, que son los sonidistas y son parte fundamental de nuestra banda. Tan importantes como cualquiera de los que salimos en el carro musical”.

Otro aspecto innovador de Alma Carnavalera es el coro que sumó en los dos últimos años. “Siempre me gustó el coro en el carnaval, de hecho tuve experiencias en otras comparsas con un coro, en O’Bahía 98 y en Ará Yeví 99. Pero en este caso fue una apuesta fuerte, con Belén vamos a una escuela de canto con Andrea Benedetti y creímos siempre que era el ámbito ideal para sumar un coro. Se lo propuse y de entrada Andrea me dijo que no, ellos estaban abocados a un gran espectáculo que presentaron en el teatro. Pero insistí y en el segundo año probamos y fue un golazo. La gente que se incorporó al coro lo hizo con este mismo criterio, con las mismas ganas, ideales, ambiciones musicales, y el mismo respeto por la música”.

 

Tocar para la gente

Un detalle que ha caracterizado a Alma Carnavalera es la llegada al público y el reconocimiento que tiene en el ambiente carnavalero, inclusive en otras bandas musicales.

“Una cosa que hemos ido incorporando es tocar fuera del Corsódromo”, explica El Flaco Bonazzola, a lo que Titi Pauletti agrega: “lo hacemos para que la gente que no pudo pagar su entrada y nos espera afuera de las vallas para vivir la misma pasión por el carnaval que nosotros. Y también por los integrantes, que muchas veces disfrutan de ese momento casi más que el desfilar en el Corsódromo. Lo hacemos siempre que cerramos el desfile, seguimos tocando por Avenida Parque hasta el galpón de Ará Yeví y se viven momentos emocionantes, la gente como que nos agradece ese gesto y canta las canciones con nosotros”.

Otro punto interesante de la charla es saber en qué momento la canción elegida tiene llegada a la gente. Belén aporta un dato incuestionable: “nuestros hijos y los amigos de ellos son el termómetro. Si a los gurises les gusta la canción, quiere decir que va a gustar en la gente. Es algo que nos ocurre año a año y termina siendo casi una cuestión de cábala. Primero necesitamos la aceptación de los más chicos, si eso ocurre, en el Corsódromo la música va a gustar”.

Ará Yeví 2018 - copia

Y dentro de ese reconocimiento, el paso por los sectores donde se encuentra la gente de otras comparsas, jamás resulta traumático para Alma Carnavalera. “Sentimos que la gente del carnaval reconoce nuestro trabajo, independientemente de la comparsa que sean hinchas. Este año nos pasó que la gente de O’Bahía levantó sus banderitas para saludarnos, también la gente de Papelitos. Es natural que hinchen por su comparsa, pero a nosotros nos demuestran afecto, cariño y sobre todo, respeto”, enfatiza Titi.

Belén agrega un buen detalle. “Nosotros somos gente de Carnaval y en los momentos en que no hemos formado parte del desfile, también disfrutamos el paso del carro de los músicos de las comparsas. Conocemos a la gente, tenemos amigos en todas las bandas, en muchos casos hemos compartido escenario o inclusive hemos tocado juntos. Por eso siempre remarcamos que las bandas del carnaval de Gualeguaychú tienen algo especial, no se como llamarlo, pero es especial”.

 

AQUÍ ESTÁN, ESTOS SON

Los integrantes de Alma Carvalera son: Carlos Bonazzola, Joaquín Bonazzola, Ubldo Miler, Martín Altuna, Marcos Peña, Rodrigo Fernández, Néstor Zwenger, Daniel Arrechea, Iván Padilla, Martín Bustos, Juan José Fernández, Pablo Álvarez, Adriano Aguiar, Kuru Márquez, Mauricio Atonatty, Exequiel Carbonero, Joel Rodríguez, Nicolás Pérez, Exequiel Gómez, Ornella Taffarel, Belén Grecco, Sebastián Monsalvo y Titi Pauletti.

El coro está conformado por: Andrea Benedetti, Carolina Benedetti, Carolina Galetto, Clementina Tinetti, Daniela Curti, Eugenia Grané, Delfina Imas, María Emilia Ronconi, Claudia Sánchez, Silvina Spiazzi, María Del Valle Strada, Mateo Fiorotto, Esteban Cabrera, Pablo Cammarotta, Carlos Chaia, Mario Damer, Luis Caballero, Rogelio Martinelli Fuentes, Patricio Visconti y Matías Badano.

 

UNA VIDA EN EL CARNAVAL

El Flaco Bonazzolla aportó una idea que pinta de cuerpo entero a uno de los históricos del Carnaval. “En Ará Yeví salimos cerca de cuatro o cinco años con Los Búhos cuando se hacía el carnaval en 25 de Mayo y Urquiza. No había sonidista, era un acoplado decorado, las carrozas eran chiquitas y tocábamos con nuestros equipos. Pero antes de tocar salí en la bazucada, con grandes amigos como David Fernández, el Flaco Faiad,  Ropero Aranda. Cuando nació mi hija mayor yo venía desfilando. Mi vieja estaba parada en la vereda de Elías Cura y me dijo ‘nació tu hija’, así que termine la segunda vuelta del Carnaval y me fui a conocerla”.

 

“TENEMOS QUE GANAR EL CARNAVAL”

Una anécdota desopilante que contó Titi durante la charla fue en ocasión que el popular cantante de tangos, Guillermo Fernández acompañó a la banda en el Carnaval. “Estábamos comienzo un asado en casa el día antes y Guillermo contaba anécdotas de la gente con la que cantó. Hablaba de Piazzolla, de Mercedes Sosa, del Negro Lavié, que había tocado en Viña del Mar un tema de Valeria Lynch. Un fenómeno el tipo, acostumbrado a manejarse en un ámbito de grandes. Pero en un momento, Beto Grecco que era el asador y escuchaba atento, le dice: ‘Guillermito todo muy lindo. Vos serás amigo de Piazzola, de Pichuco y de la Negra Sosa, pero mañana ganamos en el carnaval, sino no te traemos nunca más’. Casi nos morimos de risa”.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.