Luego del triunfo del martes sobre Tomas Berdych, Juan Martín del Potro continúa mostrando solidez y temperamento para definir en los momentos cruciales: accedió a los octavos de final al vencer por 6-4 y 6-4 al estadounidense Mitchell Krueger (proveniente de la qualy), en una hora y cuarenta minutos.