Ciudad |

Adolfo Solari: "las medidas que tomó el estado generaron un daño tremendo"

El presidente del Centro de Defensa Comercial, entrevistado por Radio Cero y Diario El Día, señaló que lo que se advirtió desde la institución que preside se está cumpliendo. Comercios que cierran sus puertas, otros en proceso de liquidación ventas muy bajas y falta de mercadería en diferentes rubros.

Recorrer la calle 25 de Mayo, principal arteria de la ciudad, genera preocupación. Muchos locales vacíos, otros que se encuentran en proceso de liquidación, otros que con escritos en la vidriera “Liquidación por cierre”.

Preocupación en los empleados que pierden su fuente laboral; mientras que los que la tienen, observan con preocupación su futuro. Misma suerte para los propietarios de los comercios que buscan como opción radicarse en zonas no céntricas para alquilar a un menor precio, en tanto que algunos analizan cerrar las personas.

De hecho, comercios de diferentes rubros, bajaron definitivamente las persianas.

Adolfo Solari, presidente del Centro de Defensa Comercial, señaló que “lamentablemente los turistas que llegaron a la ciudad y zona no movieron en absoluto la economía”. Dijo que “esperábamos tener otra repercusión, pero con todo este tema del aislamiento, creo que la gente no se anima a salir y los que llegaron, lo hicieron para descansar y gastar lo menos posible. Vinieron a GNC prácticamente, porque hoy hablar de gasoleros, teniendo en cuenta lo que cuesta el combustible, que es muy elevado”, añadió con ironía.

El comerciante sostuvo que “las medidas drásticas que en su momento tomó el gobierno nacional, acompañados por el provincial y el municipal, generaron un daño tremendo en el sector privado que sigue pagando las consecuencias”. Indicó que “el comercio tiene compromisos asumidos, tiene que pagar deudas y es preferible vender más barato, inclusive a menos que el costo, para hacerse de efectivo y seguir trabajando, y en cuanto a reponer el stock se verá, como se hace, en la próxima temporada”.

También recordó que “esta realidad la anticipamos desde el Centro, expresando que esto iba a pasar, que tanto Municipio, como Provincia y Nación, no han tomado conciencia de que el privado no tiene el Banelco a fin de mes para ir a retirar los fondos”.

Solari expresó que “lamentablemente los que permitimos que los que trabajan en el estado cobren somos los privados, y desde el estado no se dan cuenta de que nuestra realidad es otra, en el sector privado, si no producimos no sobrevivimos”. “El estado casi nunca nos escucha, pese a que sabe que cada vez tenemos más problemas, y cuando tienen que pagar los sueldos piensan que el problema es de ellos, cuando en realidad es más nuestro porque no cesa el aumento desmedido de la carga tributaria en todos sus niveles”, resaltó.

Consultado sobre el aumento de los combustibles, Solari indicó que “todo se maneja en base a las naftas: los servicios, el flete, muchos parámetros en base a combustible, quedando claro que es lo que mueve la economía”.

Sobre faltantes en algunos rubros como repuestos de vehículos o transporte, el comerciante señaló que “todo lo que comercia hay algún faltante, como mercaderías, insumos que no se consiguen, empresas que están teniendo problemas para importar productos bases para luego elaborarlos, algo que nos preocupa, entendiendo que el estado no tiene no todos los dólares que desearía”. Advirtió que “si se corta la importación de materias primas, después es muy difícil tener producto terminado, poner la cuota de servicio y la mano de obra en el país que tanto nos hace falta”.

Sobre la cantidad trabajadores que dependen de la suerte del comercio en la ciudad indicó que “entre comercio y servicios mueve entre el 65% y el 70% de lo que es el empleo de la ciudad, el resto se reparte entre empleados del estado y el Parque Industrial”, reconociendo que “el comercio por ahí no es todo lo formal que uno quisiera, pero es el que más mueve la aguja de la economía”.

Finalmente, Solari expresó que “cuando al comerciante le va bien, se genera un efecto cascada, también les va bien a los empleados y se nota en la economía de la ciudad, ahora cuando se ajusta el zapato el esfuerzo lo tenemos que hacer entre todos”.

Dejá tu comentario