Corredores inmobiliarios, ingenieros, agrimensores, arquitectos, maestros mayores de obras y escribanos se reunieron en el Colegio de Arquitectos para seguir analizando el proyecto del banco de tierras que propicia el Municipio. Sumaron a un letrado de un estudio jurídico de Paraná que es asesor legal del Colegio.