Me-Gusta-960x120-CARO
Policiales |

Agredió a su pareja con un "nunchaku" y la roció con alcohol porque "no hacía lo que él le decía"

Esas fueron las palabras que el acusado le habría dicho a los agentes policiales cuando estos se hicieron presente en su domicilio, y con las que quiso justificar el ataque. El hombre se encuentra detenido. Ocurrió en Santa Fe.

Una mujer fue atacada con un "nunchaku" por el papá de sus siete hijos. El hecho ocurrió en Santa Fe, el pasado 19 de septiembre, cuando el imputado, identificado como Rafael Antonio Santillán, agredió salvajemente a su pareja, Edith Yolanda Vázquez, con quien lleva 16 años de convivencia.

De acuerdo a la denuncia realizada en la comisaría Bº Pedregal, Choya, el acusado habría agredido a su hijo de 6 años, a patadas. Cuando la mujer intentó defenderlo, fue golpeada por el hombre que la agarró del cuello y la arrojó al piso. Luego, "la tomó del cabello y comenzó a agredirla a con el ´nunchaku´", según consignó "El liberal".

El nunchaku consiste en un arma tradicional de las artes marciales asiáticas, formada básicamente por dos palos cortos, generalmente de entre 30 y 60 cm unidos en sus extremos por una cuerda o cadena. Además, el hombre habría tomado varias prendas de vestir, las que roció con alcohol etílico, con la intención de prenderlas fuego.

"Los mataré a todos", exclamó el agresor en medio del ataque. Esos gritos fueron los que advirtieron a los vecinos que llamaron a la Policía. Cuando llegaron los uniformados, el acusado les habría deslizado: "No hace lo que yo le digo...", en referencia a su pareja.

En el caso tomó intervención la fiscal Dahiana Pérez Vicens, en audiencia presidida por la jueza de Control y Garantías de Frías, Roxana Cejas Ramírez, quien fijó la detención en diez días, tiempo suficiente para la concreción de una evaluación psicológica, también un relevamiento vecinal y quizá Cámara Gesell a los otros niños.

También se dio intervención a la Subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia (Subnaf), cuyos técnicos dispondrán medidas en protección de todos los menores.

Al imputado la Fiscalía le atribuyó los cargos por "lesiones leves agravadas por el vínculo y amenazas" en perjuicio de la mujer y "lesiones leves calificadas y amenazas", en perjuicio del propio hijo de seis años.

Dejá tu comentario