Política |

Agroquímicos, perspectiva de género y “casta política”: los ejes del MST

La candidata a diputada provincial por el MST-Nueva Izquierda, Nadia Burgos, visitó ElDía junto a su compañero Luis Meiners que se candidatea para la gobernación. Aseguraron que el objetivo es romper con el bipartidismo en el Congreso y sumar una voz que ejerza “una verdadera oposición”. Mónica Farabello Critican, cuestionan pero también proponen. El MST Nueva Izquierda se posicionó como la tercera fuerza en la provincia en las elecciones primarias del 14 de abril. De todos modos, si los resultados se vuelven a repetir el 9 de junio, el Congreso Provincial quedaría dividido en dos: Por un lado, el PJ obtendría 21 diputados provinciales y Cambiemos 13. Desde el MST proponen a Nadia Burgos como una figura nueva para romper “con la casta política y los mismos nombres de siempre”. Para eso, deben conquistar 8 mil nuevos votos. El panorama es alentador si se tiene en cuenta que fueron 100 mil los votos en blanco en la provincia. Con larga militancia social, los candidatos Luis Meiners y Nadia Burgos resaltaron la importancia de frenar las políticas de ajuste del gobierno nacional y comenzar a plantear nuevas plataformas de trabajo. Al respecto se refirieron a la necesidad de frenar los tarifazos en luz y gas que afectan directamente a las familias más vulnerables y a la industria local. En este sentido se manifestaron preocupados por la situación que atraviesa el Parque Industrial de Gualeguaychú, donde cayó la producción, redujeron horarios laborales y despidieron a muchos obreros. El salario es otro de los puntos que desde la Nueva Izquierda se abordó. Señalaron que muchos docentes se encuentra debajo de la línea de pobreza y deben “pagar para ir a trabajar porque el código de transporte no les alcanza para nada”, señaló Meiners que además de ser candidato, es docente en funciones.   Sin agroquímicos La propuesta es clara: llevar el modelo de la agroecología a toda la provincia para luego extenderlo a nivel país. “Se puede. Hay que declarar la emergencia ambiental y prohibir el uso de los agrotóxicos para lograr una verdadera soberanía alimentaria”, explicó Burgos. Para transformar el modelo agrícola-ganadero de la provincia, proponen pensarlo al servicio de una alimentación saludable, para decirle ‘basta’ a los grupos económicos concentrados como Cargill, Monsanto o Bayer. “El principio de esto es la reforma agraria integral; donde se discuta la propiedad de la tierra y que las riquezas que se obtienen de ella sean entendidas como un derecho y un bien común, por lo tanto no puede ponerse la ganancia de unos pocos por encima de nuestras vidas”, resumió Nadia Burgos. La tierra de los campos y de la ciudad debería discutirse según las propuestas del MST. En el campo el uso de agroquímicos y la forma de producción, y en las ciudades por el acceso a lotes para la construcción de la vivienda.   Pensando en los jóvenes La precarización laboral y la igualdad de oportunidades para los jóvenes es otro de los puntos de la plataforma electoral en la que trabaja la Izquierda. Meiners y Burgos resaltaron que actualmente los jóvenes están “condenados a alquilar porque acceder a una vivienda es casi imposible; con créditos inalcanzables y con sueldos totalmente precarizados”. Burgos aseguró que los salarios deben ser dignos para todos, y que los legisladores no pueden cobrar sumas exorbitantes como las que cobran actualmente. “Tenemos que dar la pelea desde adentro del Congreso y creemos que somos una alternativa real”, sostuvo la candidata que el próximo 14 de junio podrá marcar un hito en la historia de la izquierda.  

Dejá tu comentario