País | Alberto Fernández | Frente de Todos

Alberto Fernández dio el aval para avanzar con el impuesto a las grandes fortunas

Los diputados Máximo Kirchner y Carlos Heller le presentaron los detalles de la iniciativa que establece alícuotas del 2% al 3,5% y se aplicarían sobre bienes personales declarados al 31 de diciembre. Afectaría a los 12 mil argentinos más ricos.

El presidente Alberto Fernández volvió a citar en Olivos al jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y al presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller. El tema fue el impuesto a la riqueza, para quienes hayan declarado bienes por más de $200 millones, y cuya presentación el oficialismo venía dilatando para no complicar el diálogo con la oposición y el inicio de las sesiones remotas.

Según fuentes vinculadas con Kirchner y Heller, el jefe de Estado dio su aval para avanzar en la Cámara baja con la iniciativa. Durante una hora, hablaron sobre los detalles en cuestión y sobre los fundamentos que la sostienen.

“Hicimos un repaso del proyecto”, señaló Heller en diálogo con la AM 750 apenas salió de la quinta presidencial. Y agregó que le pareció “todo muy bien” y dijo: "Esperemos que podamos tratarlo pronto”. “Yo diría que tenemos el total del apoyo del Presidente que lo ve como un buen proyecto y le parece que es una contribución importante para generar recursos en un momento en que el país tiene una significativa necesidad de esos recursos en función de las políticas públicas”, agregó.

Tenemos el total del apoyo del Presidente

Lo que aún no se definió es cuándo lo enviarán a Mesa de Entradas y cuándo se intentaría debatirlo en el recinto, en este caso en la Cámara baja, que es donde se redactó. Antes del fin de semana Kirchner y Heller definirían qué día de la semana próxima lo presentarán y el cronograma para su tratamiento en comisiones.

En la charla Fernández preguntó cuándo presentarían la propuesta de impuesto. “Lo antes que podamos”, le respondieron y admitieron que más que una cuestión política tienen en cuenta el formato técnico de las sesiones a distancia que apenas acaban de comenzar.

El Presidente no sugirió cambios y Heller se encargó de aclarar que es una iniciativa estrictamente parlamentaria.

Los detalles del proyecto

La norma establecería un tributo a los bienes personales declarados a partir de los $200 millones. Arranca con una alícuota de 2% y se aplica en forma gradual hasta un máximo de 3,5% para quienes tienen un patrimonio superior a $3.000 millones. Se aplicaría sobre las personas según sus declaraciones juradas al 31 de diciembre del año pasado.

“No incluye ninguna investigación, es solo sobre bienes declarados”, aclaró Heller. El universo podría ser cercano a las 11.300 personas, aunque podrían pagarlo como mínimo unas 11.000 y como máximo, se estima, unas 12.000.

Dejá tu comentario