País | Alberto Fernández | Argentina | Donald Trump

Alberto Fernández insiste en que Irán y EEUU frenen la violencia

El Gobierno evaluó que se debe poner un freno a la escalada en Medio Oriente y deslizó la necesidad de que haya una reacción más activa del Consejo de Seguridad de la ONU.

El Gobierno siguió con mucha preocupación la escalada de violencia en Medio Oriente y el presidente Alberto Fernández ordenó mantener una posición inflexible de la Argentina: instar a Irán y Estados Unidos a deponer el uso de la violencia, tomar medidas que permitan contener la tensión, encaminarse al diálogo pacífico por la vía diplomática y rechazó la idea de aplicar sanciones como forma de resolución de conflictos.

Desde temprano por la mañana, el Presidente mantuvo un contacto telefónico permanente con el canciller Felipe Solá, que se encuentra en México para participar de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y ambos coincidieron en mantener la calma y en no salirse del eje discursivo que se estableció el sábado pasado de “no injerencia” que se dio tras la muerte del general Qassem Soleimani, comandante de la Guardia Revolucionaria iraní. Ocurre que en las últimas horas creció la tensión en Medio Oriente a partir de la decisión de Irán de atacar bases militares de Estados Unidos en Irak.

“La apuesta de la Argentina es contribuir a la paz, evitar posiciones para un lado o para otro, llamar a la cordura y pedir a las partes que no sigan fomentando actos de violencia”, explicó a Infobae un destacado funcionario de la Cancillería.

En este sentido, el presidente Fernández también cree que la aplicación de sanciones, como planteó Donald Trump contra Teherán, no servirán para calmar la tensión ya que no afectarán al régimen de Rohani sino que terminarán afectando a la población iraní.

Dejá tu comentario