Policiales |

Allanaron la casa del hombre que acosó a una mujer y goza de una condena en suspenso

Diego Iván Piaggio, de 35 años, fue denunciado de atacar y amenazar a una mujer y su hija de 12 años. Este hombre había sido condenado a 6 meses de prisión condicional el año pasado y por cuatro años no debía cometer delitos. El martes allanaron su casa y secuestraron la ropa, la mochila y la moto.

Luego de lo sucedido el fin de semana, el fiscal Lucas Pascual obtuvo del juez de garantías Ignacio Telenta una orden de allanamiento para el domicilio del denunciado, en calle Goldaracena al 900, que se cumplió el martes por la tarde. Allí se secuestraron las prendas de vestir que tenía colocadas al momento de los hechos según la denuncia de la víctima, la moto y el casco.

Era importante este procedimiento porque, sin descreer de los dichos de la mujer, se debía ubicar a la persona denunciada como el atacante. La mujer aportó como prueba la filmación de la agresión que sufrió junto a su hija cuando iba en auto y era clave encontrar los elementos que vestía, además de la mochila, el casco y la moto, para acreditar que esa persona era Piaggio.

El Fiscal cuenta además con el testimonio que brindó un playero de la estación de servicio Puma, ubicada en Artigas y avenida Parque, que describió la situación donde una persona en moto insultaba a una mujer.

En los próximos días, la víctima será llamada a declarar para ampliar su denuncia y el acusado deberá presentarse a declarar como imputado por el delito de amenazas y daños, mientras se continúa con la investigación del hecho denunciado.

Embed
Embed

Las agresiones

El primer ataque sucedió el sábado por la noche, cuando el sujeto se dirigió a la vivienda de la víctima en el barrio 200 viviendas. La mujer tiene una perimetral y un botón antipánico contra Piaggio, pero el violento anda como si nada pasara. Debido a esto decidió comenzar a filmar, sacar fotos y a documentar su calvario, delante de la Policía.

Menos de 24 horas más tarde, el domingo poco después de las 17, el agresor interceptó a la altura de la rotonda Artigas a la mujer y a su hija cuando estas se trasladaban en auto. Les pateó el auto, las insultó y la madre y su hija debieron refugiarse en una estación de servicio para no resultar heridas.

Embed

La situación judicial

Piaggio fue condenado en 2018 a una pena de prisión condicional de sólo 6 meses, favorecido por la falta de antecedentes. En esa ocasión fue a través de un juicio abreviado, reconociendo su culpabilidad: había sido acusado por la fiscal Carolina Costa por “lesiones leves agravadas por la relación de pareja y por violencia de género” luego de haber agredido con salvajismo a su concubina, que no es la víctima actual, y que nunca fue su pareja.

Este hecho ocurrió el 21 de agosto de 2018 en la casa que Piaggio compartía con su pareja en calle Goldaracena al 950. Ese día, atacó a su mujer mientras ella estaba bañándose. La tomó fuertemente de los cabellos y estando ella sin ropas la arrastró hasta la cocina. Luego, la denunciante se dirigió nuevamente al baño, pero Piaggio se metió atrás de ella y la empujó sobre el bidet, propinándole una patada en el estómago.

Violencia de género: brutal golpiza a una mujer, el agresor no fue detenido

Por ese caso recibió 6 meses de prisión en suspenso y una serie de reglas de conductas por un plazo de 2 años, como ser la prohibición de acercamiento y mantener cualquier tipo de contacto con la víctima. Pero existe una regla dentro de la Justicia y es que los condenados a penas excarcelables no pueden volver a cometer un delito durante los próximos 4 años, porque en ese caso la pena impuesta se vuelve efectiva y se unifica a la del nuevo delito cometido.

Por el momento Piaggio sigue en libertad, pero hay muchas pruebas en su contra que lo perjudican, porque la víctima lo filmó en dos ocasiones. Hasta que no se acredite su responsabilidad en un juicio y sea condenado, no se le puede revocar la “condicionalidad” porque la primera condena que tuvo la víctima fue otra mujer y en rigor no incumplido las reglas de conducta impuestas contra ella. Una vez condenado – en el caso de ser hallado culpable – su pena pasará a ser efectiva.

Dejá tu comentario