Me-Gusta-960x120-CARO
País | coronavirus

Analizan fraccionar las vacaciones de invierno en todo el país

Expertos entienden que 14 días seguidos de vacaciones podrían causar un nivel de movilidad tal que se transforme en la antesala de la tercera ola de coronavirus en la Argentina. El gobierno evaluará dividirlas en períodos más cortos.

Los epidemiólogos de consulta de la Casa Rosada expresaron su preocupación por la curva de casos de coronavirus y dijeron que miran con inquietud el receso de julio.

En ese sentido, advirtieron por el riesgo que podrían conllevar las vacaciones de invierno en todo el país y sugirieron “dividir” en partes la temporada invernal.

Al encuentro, encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, asistieron de modo presencial los expertos Mirta Roses, Pedro Cahn, Tomás Orduna, Luis Camera, Javier Farina; y de manera virtual Gustavo Lopardo, Florencia Cahn, Carlota Russ, Gonzalo Camargo y Ángela Gentile.

Según informaron fuentes oficiales, los expertos celebraron que el ritmo de aplicación de vacunas haya superado las dos millones de dosis inoculadas por semana y diagnosticaron que fue eficaz el último Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), que obligó a que durante 9 días, más un fin de semana, se implementara un cierre total.

Evaluaron que la medida fuertemente restrictiva sirvió a los fines de bajar los casos en todo el país, aunque marcaron que no fue efectiva en Córdoba, donde la situación de contagios es grave. Y señalaron inquietud por la situación en Chaco y Jujuy, donde se registró un aumento de casos, en lugar de una merma, como en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Los expertos sugirieron al Gobierno que en los lugares donde rige la alarma epidemiológica se apliquen medidas excepcionalmente duras, como las que dicta el decreto que está vigente desde hace tres semanas. Les pareció una opción viable que se implementen de modo intermitente, aprovechando feriados y fines de semana.

Además, defendieron el semáforo epidemiológico como base para imponer restricciones, y pidieron, una vez más, que las provincias impongan controles más duros en la circulación. A pesar de los avances en los registros de casos, dijeron que no hay lugar para la relajación, porque siguen en récord de ocupación de camas los servicios de terapia intensiva.

Según explicaron fuentes del Gobierno, en la reunión se discutieron las inminentes vacaciones de invierno, y los epidemiólogos les transmitieron a Cafiero y a Vizzotti preocupación por la movilidad que podría registrarse en todo el país. Para morigerarla y “evitar una tercera ola de contagios”, según dijo un vocero, recomendaron escalonar el período. Entienden que 14 días seguidos de vacaciones podrían causar un nivel de movilidad tal que se transforme en la antesala de la tercera ola de coronavirus en la Argentina.

La propuesta, que la Casa Rosada evaluará, es “separar” o “dividir” por períodos cortos las vacaciones. Según fuentes oficiales, Vizzotti les dijo a los expertos que “no es sencillo” porque se deben evaluar distintos factores, desde pedagógicos, a laborales, según las diferentes zonas del país.

Dejá tu comentario