Ciudad |

Andrea Attonaty, de la escuela Tabaré, fue elegida "maestra ilustre entrerriana"

La docente trabaja con los chicos de 2º y 3º grado de la escuela Tabaré, en Pueblo Belgrano. Hoy por la mañana fue distinguida con el premio Manuel Antequeda en Paraná, por el proyecto "Semillero" que se implementó en la institución junto a los padres. "Uno deja el alma en un aula", dijo.

En la mañana de este lunes con un acto realizado en el Consejo General de Educación se entregaron los premios "Maestro Manuel Antequeda" que distinguen a la docencia entrerriana. El galardón anual reconoce la labor, mérito y trayectoria de los trabajadores de la educación de cada uno de los departamentos de la provincia.

En este marco, Andrea Fabiana Attonaty docente de la escuela Nº 111 "Tabaré", ubicada en Pueblo General Belgrano, fue destacada con el premio provincial Maestro Manuel Antequeda 2019 y representará a la provincia en la instancia nacional que tendrá lugar este miércoles en Capital Federal.

"Estoy muy emocionada, no me lo esperaba. Hace 14 años que me dedico a la docencia, he estado en los distintos niveles y diferentes escuelas, y ahora estoy en un establecimiento que tiene características rurales, está alejada del radio urbano de Gualeguaychú, y es pequeña con pocos alumnos y un amplio espacio verde", indicó Attonaty en declaraciones a Elonce TV.

Y justamente el proyecto por el cual fue propuesta para la distinción provincial, tiene que ver con el lugar donde se emplaza la escuela Tabaré. La iniciativa denominada "El semillero", sobre la importancia de la soberanía alimentaria y la reforestación con especies nativas, plantación de frutales, huerta, invernadero, producción de aromáticas, recetario de hierbas, que surgió de parte de los padres de los alumnos. "Hace unos años con ayuda de la cooperadora hicieron un invernadero y todos los años siembran, cosechan y ese día toda la escuela cocina, a los chicos les encanta", señaló.

El establecimiento tiene una matrícula de 55 alumnos, desde el nivel inicial hasta sexto grado. Attonaty tiene a su cargo segundo y tercer grado con 14 chicos. "Es un grupo hermoso que el día que fue la supervisora con la mención, ellos lloraban, estaban muy emocionados. Obviamente que este premio es de ellos; a mí me nombran como referente pero en realidad a la escuela la hacemos entre todos, docentes, alumnos, padres de la comunidad".

Finalmente, Attonaty, que destacó el apoyo que siempre recibe de su familia, reflexionó: "Ser docente es ser todo, uno deja el alma en un aula y lo digo contenta. Yo preparo mis clases en función de mis alumnos, de lo que ellos quieren y necesitan porque si no serían muy aburridas y a mí tampoco me gustarían".

Dejá tu comentario