País |

Apoyo del Vaticano al Gobierno en su plan de lucha contra la trata de personas

Un enviado del Papa Francisco emitió un mensaje en el que destacó la tarea que se realiza en la Argentina para detener a los delincuentes del tráfico de personas. En un gesto de respaldo del Papa Francisco a la estrategia del Gobierno de perseguir a las redes de trata de personas en la Argentina, el cardenal Vincent Nichols, enviado del Vaticano del denominado Grupo Santa Marta, alertó hoy que "el tráfico de personas es un flagelo de la humanidad" aunque destacó que "han sido reconocidas internacionalmente las mejoras implementadas en Argentina en respuesta a este delito". Durante una reunión en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina, el cardenal Nichols dijo que "el tráfico de personas es un flagelo en el rostro de la humanidad. Actualmente son traficadas y sometidas a esclavitud más de 40 millones de personas, según las cifras más recientes de las Naciones Unidas". En ese sentido, el enviado papal que llegó el viernes en visita pastoral al país mencionó que "han sido reconocidas internacionalmente las mejoras implementadas aquí en Argentina en respuesta al tráfico de personas. La identificación de víctimas llegó a más de 1.100 de ellas identificadas en 2017?. A la vez, Nichols recordó que los procesamientos contra la trata en Argentina "están en marcha y las víctimas son animadas a participar en los juicios contra traficantes, a través del apoyo a lo largo del proceso judicial". El cardenal Nichols se refería a un informe del Ministerio de Seguridad que reveló que entre 2016 y 2018 hubo 1.117 allanamientos relacionados con el delito de trata de personas, fueron detenidas 632 personas y 2.797 víctimas fueron rescatadas. La mayor parte de las personas recuperadas de ese tráfico humano respondían a delitos laborales (1.436), seguidos de delitos sexuales (586) y reducción a la servidumbre (13), entre otros. Mientras que en 2015 hubo 1.058 personas rescatadas de la trata, en 2016 esa cifra bajó a 744 y en 2017 se incrementó a 1.386. En el informe del Ministerio de Seguridad se detalló que la mayor parte de las víctimas rescatadas son mujeres de entre 18 y 35 años, aunque hay niños y niñas sometidos a esclavitud a partir de los 13 años. Las mayoría son argentinos, bolivianos, peruanos, paraguayos, dominicanos o chinos que son llevados compulsivamente en el corredor de la frontera del NOA, el NEA y el centro del país. Acompañado por monseñor Jorge Lozano, monseñor Hugo Salaberry y el Presidente de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, Emilio Inzaurraaga, el cardenal enviado por el papa Francisco dijo que un Programa de Rescate proporciona informes psicológicos para detallar cuáles requisitos deberían regir para colaborar en el procesamiento de traficantes y en el apoyo de las víctimas, y lo más importante, no han habido casos en los que las víctimas hayan sido erróneamente procesadas. "Todas estas medidas se reflejan en el compromiso, del que he sido testigo, asumido por el Comisario Roncaglia (el jefe de la Poliucía Federal), y su respeto por los jóvenes, desde que se unió a nosotros en la primera Conferencia del Grupo Santa Marta hace cinco años", detalló Nichols. Por otra parte, durante su exposición en la Conferencia Episcopal que preside monseñor Oscar Ojea, el cardenal Nichols dijo que "el compromiso de la Iglesia para luchar contra el tráfico de personas, tal como lo vemos desarrollarse aquí, radica en nuestro compromiso con los que necesitan protección para no convertirse en víctimas que con demasiada frecuencia son olvidados por la sociedad". Así, se detalló que "en todo lo que hacemos -ya sea el procesamiento de criminales y de la actividad criminal, la erradicación de la esclavitud de las cadenas de suministro en la industria, la detección de beneficios ilegales que pasan a través del sector bancario o el impulso político para fortalecer las disposiciones legales contra el tráfico de personas- tenemos que mantener en el centro de nuestra motivación a la persona, la persona vulnerable que es el objetivo y blanco del explotador. El foco debe estar en las vidas humanas y en el modo de poner fin al sufrimiento y marginalización soportados por 40 millones de personas a lo largo del mundo". El cardenal Nichols forma parte de Proyecto Santa Marta creado por el Papa para el sostenimiento de una cooperación práctica y efectiva entre las fuerzas de la ley y el orden y los recursos de la Iglesia y de la sociedad civil. Nichols estará en estos días en Buenos Aires para dar una conferencia sobre Encuentro Latinoamericano sobre Nuevas Esclavitudes y Trata de Personas "Juntos contra la Trata de Personas promovida por el Grupo Santa Marta, la Conferencia Episcopal Argentina a través de la Comisión Episcopal para la Pastoral de Migrantes e Itinerantes, la Comisión Episcopal de Pastoral Social y la Comisión Nacional de Justicia y Paz. También participan de este proyecto el Consejo Episcopal Latinoamericano –CELAM- a través de su Departamento de Justicia y Solidaridad, la Red Clamor y el Foro Internacional de Acción Católica. (fuente: Infobae)  

Dejá tu comentario