Policiales |

Asaltaron a mano armada a un cadete y le llevaron su fuente de trabajo

Diez minutos después de la medianoche del viernes, un cadete fue convocado a un domicilio en Tropas y Boulevard Martínez a entregar un pedido y cuando llegó fue asaltado a punta de pistola. Le llevaron la moto, el celular, la billetera y toda la documentación.

Walter Peñalva se dedicó durante mucho tiempo a manejar un remis, pero al ser chofer los ingresos no eran suficientes y por ello decidió cambiar de rubro. Con un ahorro que tenía logró comprarse una moto Guerrero 110 (DSC 247) y comenzó a trabajar en una agencia de mensajería.

Habían transcurrido 10 minutos del sábado cuando desde la agencia le informaron que tenía que dirigirse a un comercio en el barrio 62 viviendas para hacer una entrega. Al llegar al lugar se le informó que debía entregar un pedido en Boulevard Martínez y Las Tropas, pero no le brindaron ningún nombre y apellido ni tampoco una dirección, sólo le dijeron que “cuando llegara a la esquina tocara bocina que lo iba a recibir una chica”.

Peñalva en ningún momento pensó que podía ser víctima de un atraco y se dirigió al destino. Al llegar tocó bocina como le habían informado y nadie salió a recibirlo. Informó a la agencia para que se comunicaran con la casa de comidas y como respuesta obtuvo que permaneciera en el lugar que ya lo iban a llamar.

Al cabo de unos minutos escuchó que un hombre parado detrás de una camioneta, a lo oscuro y debajo de la lluvia, le gritó: “eh muchacho, acá”. El hombre de 39 años se arrimó hasta el sujeto que le preguntó cuánto le debía, Peñalva le contestó que debía abonar 380 pesos y el supuesto comprador le dijo que se había olvidado la billetera dentro de la casa. Pero fue en ese segundo que se agachó, tomó un casco negro que tenía debajo de la camioneta y de su interior extrajo un arma de fuego.

“Me dice ‘esto es un asalto’ y me pide que le de todo y me apunta a la cabeza. Me dijo que tire el celular y la billetera dentro de la caja (de reparto) que me diera vuelta y que camine para el boulevard Martínez. Que no mirara hacia atrás porque me tiraba. Cuando hice más de tres o cuatro metros salió con la moto”, contó la víctima a ElDía.

Después de ello, de haberse quedado sin nada en pocos segundos, Peñalva tocó a la primera puerta que encontró y desde esa casa de familia alertó a la Policía. Le llevaron la moto, la caja, el celular, la billetera con toda la documentación y con los 600 pesos de recaudación que había logrado hasta el momento. Lo dejaron sin nada y bajo la lluvia. Le robaron su herramienta de trabajo, con la cual tenía su único ingreso económico.

Dejá tu comentario