Atropelló a una maestra en la puerta de la escuela, pero siguió su marcha como si nada

Sucedió el miércoles pasado, a las 12.30 en la esquina de Colombo y Schachtel. Una docente de Nivel Inicial, que llegaba al Instituto de Juventud Unida para dar clases, fue chocada por una conductora, quien pidió perdón desde arriba de su vehículo y continuó su marcha. La maestra está con licencia.

Es la primera vez que pasa y las consecuencias no fueron graves, afortunadamente. Pero podrían haberlo sido. El último miércoles al mediodía, cuando se da el mayor movimiento de estudiantes, docentes y padres, en las inmediaciones de la Escuela Nº 200 del Club Deportivo Juventud Unida, sucedió lo inesperado.

Una maestra del Nivel Inicial de la institución –su identidad, a los fines de esta nota, se mantendrá en el anonimato– llegaba en su bicicleta, cuando en la esquina de Colombo, por donde circulaba, y Schachtel detuvo la marcha para subir a la vereda e ingresar a la escuela, como hace todos los días.

Nunca se esperó lo que iba a venir. Un auto de color gris –el mismo no fue identificado– la chocó, y aunque el impacto no fue los suficientemente fuerte para provocarle lesiones de consideración, le generó un gran hematoma en una de sus piernas, un fuerte dolor y la obligó a tomarse tres días de licencia médica.

Pero eso no fue lo sorpresivo, el promedio de accidentes ronda entre los cinco y los seis cada día en la ciudad. Lo inesperado fue la reacción de la conductora, que, consciente de lo que había provocado, miró a la docente, le pidió perdón uniendo las palmas de sus manos y, lejos de atinar a parar, continuó su marcha. Como si el choque no hubiese existido.

En diálogo con ElDía, la apoderada de la institución, Griselda Rébora, dijo que “lo principal es generar conciencia”, porque si bien no pasó nada grave, la docente debió tomarse días de reposo y vivió un momento espantoso”.

“Antes, cuando teníamos un horario unificado de ingreso y egreso de alumnos pagábamos un agente de tránsito. Pero desde que tenemos varios horarios con mucha gente se nos hace muy difícil estar cubriendo todos los turnos. Por eso queremos llamar la atención a los automovilistas, para que tengan en cuenta que, sobre todo al mediodía, es mucha la gente que cruza la calle, que llega o que se va. Es imperioso tener cuidado y bajar la velocidad”, pidió.

Dejá tu comentario