Espectáculos |

Baby Etchecopar fue asaltado y golpeado por motochorros a la salida de la radio

Lo interceptaron al salir de Radio Rivadavia. En el forcejeo por su reloj, Baby se lastimó un hombro

Este jueves por la tarde Baby Etchechopar fue víctima de un episodio delictivo cuando dos motochorros lo abordaron de manera violenta al retirarse de Radio Rivadavia, ubicada en la calle Arenales al 2400, en Barrio Norte.

Etchechopar caminaba por la vereda cuando fue sorprendido por los delincuentes. Hubo un fuerte forcejeo, ya que se resistió a que le quitaran su reloj. Pero no pudo evitar el robo y, como consecuencia de la disputa con los maleantes, se lastimó un hombro. Un agente de la Policía de la Ciudad vio el robo, detuvo a uno de los ladrones y recuperó el reloj. El otro se fugó en la moto rápidamente.

El también conductor de Basta Baby fue llevado de inmediato al Hospital de San Isidro, ya que pidió ser atendido por su traumatólogo de confianza. Tuvo una luxación en el hombro, pero su cuadro no revistió gravedad.

Por lo tanto, el periodista se retiró hacia su hogar. Desde allí mandó un video al portal Teleshow, contando que "estoy relajado en la cama, mirando tele, pero tengo el hombro luxado".

En la imagen, luce un cabestrillo que deberá llevar puesto durante varios días, hasta que se cure su lesión. Sin embargo, se muestra tranquilo a pesar de la difícil situación que le tocó atravesar.

“Los acontecimientos sucedieron a la salida de Radio Rivadavia. Llego a Charcas, cruzó la calle y siento un golpe de atrás. Un tipo grandote se me tira sobre el hombro que me luxé. Y yo empiezo medio a agarrarlo, a pelearme, porque no quería que me roben otro reloj en un año”, relató Etchecopar.

Y continuó: “Entonces, (el delincuente) me empezó a agarrar, desesperado por arrancarme el reloj. Y bueno, cuando pudo arrancarlo ya se liberó y salió corriendo. Pero ese tiempo de la luchita me sirvió para que un policía de civil que pasaba, estos héroes anónimos a los que después basureamos un poco en Plaza de Mayo, lo espere en la esquina y lo detenga".

Cabe señalar que, mientras uno de los ladrones forcejeaba con Baby, su cómplice lo esperaba en una moto. Pero, no bien intervino el oficial de la Policía de la Ciudad para detener al que llevaba el reloj robado, que finalmente el periodista pudo recuperar, el otro malhechor arrancó su vehículo y se dio a la fuga.

"Se portó muy bien la policía, toda la policía. Sin casco, sin barbijo... Así que bueno, esto es todo lo que sucedió. Después me llamaron amigos y me dijeron: ‘¿No es un atentado?’ Calculo que no...”, concluyó Etchecopar en su relato, seguro de que se trató de un robo “al voleo”.

Dejá tu comentario