Deportes | boca

Boca mereció algo más pero no pudo pasar el 0 a 0 con Huracán

Al Xeneize le costó en el primer tiempo, donde el Globo tuvo las mejores situaciones, pero levantó su nivel en complemento y estuvo cerca de ganarlo, convirtiendo en figura al arquero del Globo.

Terminó con cinco delanteros, acorraló con actitud a Huracán y generó oportunidades hasta transformar a Anthony Silva en figura. Sin embargo, Boca no pudo superar a Horacán en su primera presentación en la Superliga: igualaron 0-0 en la Bombonera.

El local fue de menor a mayor. Terminó siendo superior por prepotencia y peso de las individualidades, a las que acumuló cerca del área de Huracán. Pero le faltó elaboración: sólo tuvo algunos destellos colectivos cuando entró en funcionamiento Bebelo Reynoso, que decayó desde lo físico y fue reemplazado. Alfaro dispuso una alineación en la que mezcló titulares y suplentes, pero no le alcanzó para que el primer paso en la Superliga fuera con triunfo, ante un rival que sufrió un profundo cambio en su plantel, pero logró exhibir un bosquejo de estructura en la cual respaldarse, a partir de la idea de Vojvoda, flamante DT.

Boca padeció en el inicio del partido. Huracán, con un 4-3-3 bien marcado y buenas intenciones, le sacó la pelota, le imprimió mejor ritmo al encuentro y generó peligro. Esteban Andrada intervino en tres oportunidades para mantener la valla en 0. A los 7 minutos, atoró a Garro, que llegó mano a mano luego de una distracción del Xeneize a la salida de un tiro libre. A los 14′, fue Droopy Gómez el que provocó la estirada del mendocino. Y a los 17′, una media vuelta otra vez de Chávez.

En el medio, el dueño de casa apenas si inquietó con un tiro libre de Tevez, bien direccionado, pero que se encontró con la ubicuidad de Anthony Silva. Boca lateralizó sin ideas o cayó en imprecisiones, empecinado en intentar romper por el medio, lo que favoreció el plan del Globo.

Con el correr de los minutos, a partir de algunos chispazos de Reynoso, el local mejoró. Boca protestó una carga de Pérez a Tevez en el área y Huracán tuvo un par de cierres urgentes para ahogar ocasiones de riesgo. Sobre el final, la polémica: Garro enganchó para buscar posición de remate y Campuzano lo pisó. La sensación es que fue penal; el árbitro Diego Abal no le dio identidad de falta.

En el segundo tiempo, Huracán retrocedió. Y ya no fue tan incisivo de contra. Boca se quedó con la responsabilidad, aunque le costó detectar espacios. Fue más empuje y voluntad. Alfaro apostó a los ingresos de Mauro Zárate y Eduardo Salvio por Villa y Campuzano, para apelar a la jerarquía individual. A los 20 minutos, un pelotazo de Alonso encontró bien plantado a Hurtado, quien gambeteó al arquero, pero falló el toque al gol.

A partir de allí, el equipo de Gustavo Alfaro tuvo dos chances clarísimas para abrir el marcador. A los 27, Silva le tapó un muy buen remate a Tevez. Y a los 41′, mismos protagonistas y final: Salvio desbordó a pura velocidad por derecha y le lanzó el centro atrás al Apache, que probó y el portero paraguayo volvió a responder.

Temas

Dejá tu comentario