Mundo | Alberto Fernández

Bolivia: la Fiscalía de La Paz ordenó la detención del ex presidente Evo Morales

La presidente interina, Jeanine Áñez, había anticipado la decisión del Ministerio Público. Argentina confirmó el estatus de refugiado del ex mandatario, con lo que no podrá ser extraditado.

La Fiscalía de La Paz emitió este miércoles una orden de aprehensión contra el ex presidente boliviano Evo Morales, actualmente refugiado en la Argentina, en el marco de la denuncia presentada por el actual gobierno interino encabezado por Jeanine Áñez, por los cargos de “sedición, terrorismo y financiamiento del terrorismo”.

La determinación firmada por los fiscales Jhimmy Almanza y Richard Villaca ordena a fiscales, policías y/o funcionarios públicos que “aprehenda y conduzca al señor Juan Evo Morales Ayma, ante las oficinas de la fiscalía”.

El ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, compartió en Twitter una fotografía del documento en el que se ordena aprehender a Morales y trasladarlo ante la Fiscalía Especializada Anticorrupción para “prestar su declaración informativa”.

Embed

Con base en esa orden la policía procederá a cumplir el requerimiento judicial, declaró a la televisora Unitel el coronel mayor Luis Fernando Guarachi, jefe de la policía anticrimen de esta ciudad.

Sin embargo, casi en simultáneo con la emisión de la orden de aprehensión contra Morales, Argentina confirmó su estatus de “refugiado”, lo cual imposibilita “cualquier posibilidad de extradición”. Morales llegó al Aeropuerto Internacional de Ezeiza el pasado 12 de diciembre y allí cursó la solicitud, que fue resuelta positivamente según añadieron brevemente las fuentes de la Dirección Nacional de Migraciones.

El proceso abierto contra el ex gobernante, quien dimitió el 10 de noviembre, se sustenta en un audio revelado por Murillo, en el que supuestamente se escucha la voz de Morales dando instrucciones a uno de sus partidarios, el cocalero Faustino Yucra, para bloquear caminos e interrumpir el suministro de alimentos a algunas ciudades. En la grabación, que hizo pública el Gobierno de Jeanine Áñez, la voz atribuida a Morales insta a Yucra a dar “dura batalla a los fascistas y racistas”. “Va a ser hora de combate, combate, combate (...) Con el pueblo alteño y otros sectores, vamos a derrotarlos”, sostiene.

yAÑEZ.jpg

En concreto, le ordena que hagan “cercos de verdad” de modo que “no entre comida a las ciudades”. Además, le explica que, para que la gente no se “canse” los organice en grupos que se vayan rotando “cada 24 horas”. “Hay bloqueo hasta ganar, hermano”, le indica.

El martes, Morales había brindado una conferencia de prensa en Buenos Aires, donde el gobierno de Alberto Fernández le concedió refugio político, en la que aseguró que no tenía miedo a la detención: “No tengo miedo a la detención. ¿Cuántas veces he sido detenido y procesado?”.

Evo Morales presentó su renuncia a la presidencia el 10 de noviembre pasado, después de que un informe de la Organización para los Estados Americanos (OEA) confirmara irregularidades cometidas en el proceso electoral celebrado en el mes de octubre, lo que desató una ola de protestas contra el mandatario.

Tras presentar su dimisión fue asilado en México, por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y, desde la semana pasada, se trasladó a Argentina, donde el flamante Gobierno de Alberto Fernández le concedió el estatus de refugiado político.

Esta semana, desde Buenos Aires, Evo se refirió a los comicios y reafirmó: “Hemos ganado en la primera vuelta en las elecciones. Para la OEA ganar por el 70, 80 o 90 por ciento (en algunas zonas los resultados arrojaron esos números) es fraude. En Bolivia hoy día siguen las persecuciones. Estoy convencido de que vamos a ganar las próximas elecciones. No voy a ser candidato pero tengo derecho a hacer política. De este golpe dos cosas me duelen: mataron a compañeros pero también asesinaron la economía”.

Dejá tu comentario