Política | Elisa Carrió | Gustavo Bordet | Atilio Benedetti | Bordet | Cristina Fernández | Gualeguaychú | Javier Melchiori | Martín Piaggio

"Bordet es el candidato de Cristina y Benedetti el del Presidente"

La diputada nacional encabezó una conferencia de prensa en el Hotel Embajador, junto a los candidatos Atilio Benedetti y Javier Melchiori. Disparó contra el Gobernador entrerriano y contra Urribarri. Aseguró que no apoya a Varisco porque "la corrupción y el narcotráfico no tienen partido", y pidió apoyar al presidente Macri. "Lo peor ya pasó", aseguró.

Más que una conferencia de prensa fue una charla con los periodistas presentes, los referentes políticos y candidatos de Cambiemos. En el salón de conferencias del Hotel Embajador, la diputada nacional de la Coalición Cívica y “representante del presidente Macri” –como insistió en un par de oportunidades– hizo explícito su respaldo al radical Atilio Benedetti y al representante del PRO, Javier Melchiori, aspirantes a la gobernación y a la intendencia de Gualeguaychú, respectivamente.

El desembarco de Elisa Carrió se dio a 18 días de las generales del 9 de junio y busca generar un fuerte golpe de efecto que revierta los números de las PASO, en las que Benedetti quedó a más de 20 puntos de Gustavo Bordey y Melchiori a más de 30 de Martín Piaggio. La situación de Cambiemos Entre Ríos es muy distinta a la de Córdoba, donde la legisladora tomó un fuerte protagonismo acompañando al radical Mario Negri, uno de los grandes derrotados. A diferencia de los cordobeses, el frente opositor entrerriano evidencia unidad. Por eso esperan que el “efecto Carrió” sea positivo.

Fiel a su estilo, Lilita habló de lo que quiso, pero no esquivó ningún tema. Hizo un poco de historia y rememoró la figura de Justo José de Urquiza, se refirió a la investigación que encabeza sobre el narcotráfico y aseguró que, a pesar de las diferencias, todavía siente afecto por Cristina Fernández de Kirchner.

Carrió: "Mi candidato es Macri"

Después no lloren

“En Entre Ríos el peronismo está unido falsamente”, aseguró y, en varias oportunidades dijo que “no se puede votar más kirchnerismo”, tampoco “se puede votar más Urribarri, yo se los digo desde el corazón, después no lloren”, advirtió.

“Hay una confusión en el electorado de Entre Ríos. Título”, sugirió socarronamente mirando a los periodistas presentes. “Bordet no es candidato de Cambiemos, Bordet no es candidato del gobierno nacional, Bordet es candidato de Cristina Kirchner; Benedetti es el candidato de Cambiemos y Alberto (Javier, la corrigieron inmediatamente cuando se refirió a Melchiori) es candidato de Cambiemos”.

“No hay que confundir. Porque las obras públicas que se hicieron fueron con dinero del Fondo de Infraestructura del Ministerio del Interior del gobierno de Mauricio Macri”, enfatizó, arrancando los primeros aplausos de un reducido grupo de militantes que presenció la conferencia. Y sintetizó: “Bordet es Cristina y Benedetti es el gobierno nacional y el presidente de la Nación”.

Carrió sobre Cristina Fernández

En este sentido, la diputada envió un mensaje de advertencia al electorado entrerriano: “Si vuelve el kirchnerismo, Entre Ríos va a volver a estar fundida y le van a volver a sacar los fondos de la coparticipación. En cambio, si ustedes votan a Cambiemos se va a mantener y a aumentar la coparticipación y –mirando a Benedetti– masvale que bajen los impuestos provinciales porque si no yo te mato en la plaza pública”, bromeó. Para luego ponderar las virtudes del larroquense: “es humilde, es trabajador y se hizo por sus propios medios, no depende de la política; es lo más educado que yo he visto y es el único hombre de la política que no me ha retado, ni en privado ni en público”.

“En nombre del Presidente vengo a decirles que lo acompañemos, que ya hemos pasado lo peor”, aseguró.

Sobre Benedetti

Sobre Varisco, Urribarri, la

corrupción y el narcotráfico

Aunque se mostró muy relajada, “en modo zen”, según definió ella misma, la referente de Cambiemos habló de todo. Dijo que no se alegra por el juicio contra Cristina Fernández, a pesar de haber impulsado esas denuncias, y también que la quiere, que mantiene afecto por la ex presidente.

“Hace 25 años que camino el país, que es lo que quería hacer: luchar contra la corrupción, por la república, creer en Dios, creer en los amigos, no odiar a los que supuestamente son mis enemigos”, aseguró. Y, en este sentido, dijo que los actuales “no son días lindos para mí”, porque “estas denuncias –por los casos contra la ex presidente– son de 15 años atrás, pero yo no me alegro de verla a Cristina (Fernández) en el banquillo de los acusados, no vi televisión, no quise ver esa foto, porque yo fui compañera de ella y de corazón les digo: es necesario justicia y condena, pero uno no deja de querer porque las personas cambien”.

La consideración retórica que expresó hacia la ex presidente no la tuvo con quien fue el ministro de Planificación Federal durante los doce años del kirchnerismo: “Sí me gustó que (Julio) De Vido esté ahí”, aclaró.

“No hay que aplaudir eso, son circunstancias trágicas que vive al Argentina. No hubiera deseado que muera el hijo de Menem, no deseo que la hija de Cristina esté enferma, no deseo que paguen los hijos, pero sí deseo una Nación donde la corrupción y el narcotráfico no nos tapen. Esta provincia es el mejor ejemplo de cómo el narcotráfico se puede llevar a tus propios hijos”, expresó la diputada, y remarcó: “estoy hablando de Urribarri”.

En esta misma línea, sobre su posible visita a la capital provincial, su respuesta fue contundente: “No voy a estar en Paraná, porque ahí hay un candidato que yo no voy a acompañar, que es (Sergio) Varisco. La corrupción y el narcotráfico no tienen partido”, sentenció.

Carrió disparó contra Varisco

Dejá tu comentario