Ciudad | tapabocas

Brindan recomendaciones especiales para los transportistas de alimentos

El área de Bromatología municipal publicó una serie de medidas preventivas a los transportistas de alimentos que ingresen a la ciudad.

Además de las medidas de prevención comunes para toda la comunidad y comerciantes, es necesario que los transportistas tomen otras precauciones para minimizar los riesgos de contagio y propagación del Sars Cov-2, considerando que algunas compras se realizan en zonas de riesgo con una mayor probabilidad de contagio y consiguiente propagación del virus.

Las medidas deben ser adoptadas como prácticas diarias estándar para la prevención, en este caso de Sars Cov-2, pero también, son eficaces ante otras infecciones respiratorias que se transmiten por gotas de saliva al hablar, toser y estornudar; y que contaminan superficies y objetos próximos. Destacando que el virus Sars Cov-2 permanece varios días activo en superficies inanimadas si no se realiza una correcta limpieza y desinfección.

Los vehículos que se destinan al transporte de alimentos deben poseer el receptáculo especial para el traslado de productos alimenticios en condiciones higiénicas y separadas físicamente del conductor.

Para el vehículo:

- Realizar una rutinaria limpieza y desinfección de todos los compartimentos del transporte, los destinados a la carga como así también el habitáculo del conductor.

- Se recomienda utilizar fundas para asientos de material impermeable a fin de poder realizarla desinfección correcta en su superficie.

- Desinfectar los puntos de mayor contacto como volante, palanca de cambio, tablero, manijas exteriores e interiores, manivelas o teclas para bajar las ventanillas, apoya brazos y agarraderas, cinturones de seguridad, etc.

- Disponer los residuos en una bolsa, para descartar luego la bolsa completa en un cesto.

- No compartir mate, vasos o utensilios con otras personas.

- Utilizar una indumentaria exclusiva para el momento del traslado de los alimentos.

- Ventilar las veces que sea posible la totalidad del transporte. Ventilar la cabina varias veces al día, durante al menos 10 minutos, abriendo ambos vidrios de las puertas para permitir una ventilación completa.

- Al finalizar la jornada laboral es de suma importancia poder realizar una correcta limpieza y desinfección de la totalidad de la unidad y en lo posible ventilarla hasta la próxima jornada laboral.

- Es posible que sea necesario tapar algunos equipos o partes del transporte con cubiertas plásticas desechables para protegerlos de la contaminación si no pueden ser descontaminados con desinfectantes sin correr el riesgo de dañarlos. Las cubiertas deben cambiarse según corresponda (por ej., al finalizar cada jornada laboral, después de cada uso) o cuando considere necesario. Deseche las cubiertas reemplazadas.

Para el chofer:

- Realizar un correcto lavado de manos antes de salir de viaje, luego de la entrega de alimentos, luego de tocar dinero/llaves, cuando baja del transporte y antes de volver a subir y todas las veces que entre en contacto con superficies que pudieran estar contaminadas.

- Ante la imposibilidad de lavarse continuamente las manos deberá aplicarse alcohol en gel luego de manipular dinero, llaves, celular, tickets y todo aquello que pudiera estar contaminado, al bajar y subir del transporte.

- Acuerde el horario de entrega y descarga, esto evitará demoras innecesarias.

- Mantener la distancia de seguridad en todo momento que sea posible cada vez que requiera bajar del transporte. Evite bajar del vehículo innecesariamente.

- Utilizar tapaboca como medida preventiva, especialmente y con mayor razón si se desplaza fuera de nuestra ciudad.

- Contar en la unidad con material gráfico de la higiene de manos, superficies y cuidados personales.

- Fomentar el envío de documentación (facturas, remitos) y la realización de trámites vía correo electrónico, o telefónicamente cuando la situación lo permita.

Asimismo, cada conductor debería contar con elementos de seguridad e higiene personal recomendados para llevar en la cabina del trasporte; entre ellos: Jabón, toallas descartables y alcohol en gel o solución de alcohol al 70% en aspersor. Guantes descartables, gafas y tapabocas (uso en caso de presentar síntomas compatibles con la enfermedad o cuando la autoridad sanitaria se lo indique). Pañuelos descartables. Bolsa de residuos. Biromes y demás elementos de uso personal y exclusivo.

Quienes viajan a realizar compras a un lugar de riesgo deben abstenerse tanto de distribuir la mercadería transportada como de atender al público; asimismo evitar contacto con personal administrativo o cuando ello no pueda ser factible, mantener la distancia. Una vez de regreso a la ciudad debe comunicarlo en forma fehaciente a las autoridades sanitarias y realizar la cuarentena correspondiente.

Dejá tu comentario