País |

Cammesa comenzó a reducir la energía a las distribuidoras provinciales con deudas

La medida fue comunicada a través de una solicitada y afectó a la empresa de Río Negro, pero podría extenderse a otras provincias con empresas que deben. A partir de la semana que viene, los consumidores de Río Negro comenzarán a recibir una menor cantidad de energía eléctrica. La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) obligó a la empresa distribuidora de energía de Río Negro, Edersa, a disminuir un 10% su consumo de energía a partir del 15 de abril por una deuda de más de $2.800 millones por energía adquirida y luego distribuida entre sus usuarios. La medida, que fue comunicada a través de una solicitada, encendió las alertas en otras provincias, donde las distribuidoras de energía —que cumplen la misma función que las empresas Edenor y Edesur en ciudad de Buenos Aires y el conurbano— también tiene altas deudas con Cammesa. Es, por ejemplo, el caso de Mendoza, donde la distribuidora Edemsa debe más de $2.500 millones. Cammesa considera que Edersa es un "deudor moroso crónico", ya que el saldo que adeuda supera dos períodos de facturación. La restricción en el suministro de electricidad que tendrá que implementar la empresa distribuidora de Río Negro no podrá aplicarse en hospitales, centros de salud y usuarios electrodependientes. Tampoco podrá afectar a la seguridad pública. La empresa cuenta con 200.000 usuarios. "La actitud de Edersa de no pagar la energía que comercializa atenta contra el normal sostenimiento del sistema argentino de interconexión y puede afectar la calidad y seguridad del servicio eléctrico en su área de concesión", explicó Cammesa en su solicitada. El sistema de energía se basa en un precio desregulado para las empresas generadoras de electricidad y una tarifa regulada por el Estado para los distribuidores. El precio del costo de la distribución se actualiza cada tres meses y se traslada a los usuarios.

Dejá tu comentario