Salud

Cáncer de piel, cuando el sol amenaza

El melanoma, el tipo de cáncer de piel más frecuente, está a punto de convertirse en "epidemia"; la exposición al sol es la causa principal de su aparición, la detección a tiempo aumenta hasta casi el 100% las posibilidades de su curación.

El sol tiene efectos beneficiosos para la salud, vale destacar que los rayos de sol se encargan de activar la vitamina D, la cual es fundamental para la mineralización de los huesos y de los dientes. La exposición al sol también aumenta el número de glóbulos blancos, lo que favorece las defensas del organismo. Sin embargo, la exposición prolongada al sol es la responsable de la aparición de lunares malignos, ya que la radiación ultravioleta es la primera causa de tumores de piel.

Los datos son elocuentes; y asustan. Porcentualmente, el cáncer de piel ha ido en aumento en los últimos años, tanto que los especialistas hablan ya de “epidemia”. El melanoma maligno es el más agresivo y su presencia a nivel mundial ha aumentado significativamente.

Su manifestación más común es en forma de lunar, del grosor de una hoja de papel y de unos 6 milímetros que suele cambiar de color o extenderse con cierta rapidez. La detección temprana a través de la autoexploración y la vigilancia de los lunares son de gran importancia para su pronóstico, es importante observar la piel de todo el cuerpo, sobre todo de la piel de espalda, pecho, estómago, piernas, plantas de los pies y entre los dedos, y pedir ayuda si es necesario para revisar zonas difíciles.

El método de vigilancia se llama ABCD y es fácilmente realizable:

-A de asimetría, cuando dividimos el lunar en dos partes sin que sean iguales.

-B de borde, si la terminación de un lunar es irregular o tiene algún relieve.

-C de color, si la intensidad de color del lunar es café o negro y cambia a colores azulados o rojizos.

-D de diámetro, cuando el lunar mide más de 6mm (se puede tomar como referencia el tamaño de la goma de un lápiz).

Si en la autoexploración alguno de estos puntos es afirmativo es necesario asistir al médico para realizar los exámenes pertinentes.

Para evitar el desarrollo de esta enfermedad se recomienda evitar la sobreexposición al sol, usar protector solar diariamente, y controlarse los lunares una vez al año con un dermatólogo.

Centro Médico San Lucas

24 horas sirviendo a la comunidad

Temas

Dejá tu comentario