Policiales |

Carabajal y Palacios permanecerán 3 años encerrados por asaltar a una madre y sus hijas

Braian Carabajal y Mauro Palacios, de 19 y 24 años, son los dos delincuentes que en la madrugada del 21 de julio asaltaron a mano armada a una joven que dormía en su casa de calle Montevideo al 700 junto a su bebé de 1 mes y su hija de 2 años. Tenían antecedentes y pasaran tres años de prisión en la UP9.

El domingo 21 de julio a las 5.30 de la madrugada, estos dos delincuentes y en compañía de un tercero que hasta el momento no ha sido identificado, ingresaron a una vivienda en calle Montevideo caso avenida Parque. Reventaron la cerradura y una vez adentro, Carabajal apuntó con un arma de fuego a la joven de 20 años que se encontraba durmiendo junto a sus dos hijitas.

La víctima no alcanzó a escuchar el golpe que le dieron a la puerta de ingreso, pero si oyó cuando el primero de ellos subió por la escalera. Ella pensó que era su madre e incluso le gritó “qué hacés má”, pero en su lugar entró Carabajal empuñando un revólver que se lo apuntó a la cabeza y le aprisionó el caño contra una de sus mejillas. Mientras, los otros dos delincuentes tomaron un televisor led, una pava eléctrica y se llevaron dos billeteras que contenían documentación y 500 pesos.

Luego de que abandonaron la casa, la víctima denunció lo sucedido y relató a la Policía detalles físicos del delincuente que portaba el arma que permitieron su rápida identificación. Señaló con detalle la campera que vestía y otras características, e incluso confirmó que el revólver utilizado era verdadero porque “sintió el frío del cañón”.

Ese mismo día se allanó la casa de Braian Carabajal en calle Mitre, en el barrio Munilla. Allí se lo detuvo y se lo trasladó a la Jefatura de Policía y si bien no se encontraron los elementos robados, el procedimiento arrojó resultado positivo al ubicar la campera que vestía Carabajal y que había sido descripta por la joven madre. Más tarde se recuperó el televisor luego de obtener información de que había sido abandonado en Mitre y avenida Parque.

Al otro día fue citada a declarar la víctima y en una rueda de reconocimiento identificó sin dudar a Carabajal como el autor del hecho. Y en su declaración contó que dentro de la vivienda había otros dos jóvenes más que si bien ella no logró observar, los vio cuando se iban de la casa con sus pertenencias.

El personal de Investigaciones obtuvo el registro fílmico de un comercio ubicado en las inmediaciones y en las cámaras se descubrió a Carabajal junto a otros dos, caminando hacia el domicilio y a los pocos minutos de regreso con las cosas. Uno de ellos fue identificado como Mauro Palacios, casualmente vecino de Carabajal.

Se ordenó un allanamiento y la detención del joven de 24 años. En el procedimiento se secuestró la ropa que vestía la noche del hecho, y junto a Carabajal se les dictó un arresto domiciliario. Una semana después, en la madrugada del domingo pasado, personal de Comando Radioeléctrico que realizaba una recorrida por el barrio Munilla localizó a los dos delincuentes caminando por calles Mitre y Buenos Aires. Debido a esta falta, se les revocó el arresto domiciliario y desde entonces estaban alojados en la Jefatura bajo prisión preventiva.

Finalmente, en la mañana del jueves, la fiscal Natalia Bartolo acordó con el defensor una pena efectiva de 3 años que se cumplirá el 21 de julio de 2022, porque ambos detenidos ya tenían antecedentes penales computables. Fueron condenados por el delito de robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada. Tras esto fueron llevados a la Granja Penal El Potrero.

Dejá tu comentario