Policiales | Lucas Bentancourt

Caso Bentancourt: La Fiscalía terminó la IPP y requirió la elevación a juicio

A mediados de septiembre se podría realizar la audiencia, luego que la querella y la defensa contesten a la requisitoria del Ministerio Público. Genaro Gutiérrez sigue preso con prisión preventiva y es posible que enfrente el juicio oral en la primera quincena de noviembre.

Dos meses y medio después de cometido el crimen, la fiscal Martina Cedrés logró reunir todo lo suficiente para requerir que se realice la audiencia de elevación a juicio de la causa en la que se investigó la circunstancia que rodeó al homicidio de Lucas Bentancourt. Ese requerimiento se realizó el lunes pasado y ahora el Juzgado de Garantías deberá correrle traslado a Martín Britos, que se presentó como querellante, y tras la respuesta de este abogado se deberán aguardar cinco días hábiles hasta que el defensor Pablo Dilollo responda.

En caso de que los tiempos se cumplan según lo esperado, es posible que a mediados de septiembre se realice la audiencia en Garantías y de no ser que se interponga alguna inadmisibilidad o que se deba recurrir a una apelación, en la segunda quincena de noviembre podría llevarse a cabo el juicio oral y público. Es decir, si no hay impedimentos que retrasen el tiempo previsto, a cinco meses de cometido el hecho debería conocerse una sentencia.

Genaro Gutiérrez fue detenido en medio de un allanamiento realizado en horas del mediodía del sábado 8 de junio, en el barrio Eva Perón (348), donde vivía junto a su madre y hermanos. Este joven de 19 años fue imputado de asesinar a Lucas Bentancourt con una certera puñalada en la zona toráxica que le ocasionó la perforación de un pulmón. La víctima de 33 años cayó en la escalera de la puerta de su casa y a pesar que su padre lo socorrió rápidamente e intentó practicarle RCP, falleció en el acto.

Tras ser indagado por la Fiscal, el Juez de Garantías le dictó una prisión preventiva por el término de 60 días. Esa medida venció el pasado 8 de agosto y – a pedido de Cedrés – nuevamente se le prorrogó por 45 días más. Esta medida busca que Gutiérrez no entorpezca la causa o se fugue, y es prácticamente imposible que un Juez dictamine la libertad hasta el inicio de un juicio a un acusado imputado de un hecho grave como lo es un homicidio.

Los antecedentes del acusado

Genaro Gutiérrez está imputado de homicidio simple, una pena que le podría acarrear de 8 a 25 años de prisión. Pero este joven de 19 años ya cuenta con antecedentes, incluso cuenta con una condena de 3 años de prisión condicional que le fue dictada el 30 de agosto del año pasado por una acumulación de hechos.

Pudo haber existido una víctima fatal antes que Lucas Bentancourt, pero tal vez la fortuna, el destino o vaya a saber qué otra cosa, impidió que así fuera. El 27 de agosto del 2018, (tres días antes de su primer y única condena hasta el momento) Genaro Gutiérrez golpeó con un fierro en la cabeza a un hombre que lo sorprendió cuando intentaba robarle el auto estacionado en calle 3 de Caballería, en el barrio Eva Perón (348).

Un poco más atrás en el tiempo, el 10 de enero del 2018, ingresó a una despensa situada en Gervasio Méndez al 2600, sacó una navaja y amenazó a la joven de 25 años que estaba detrás del mostrador. Sacó 5000 pesos de la caja registradora y escapó. La víctima aportó datos precisos sobre su identidad porque lo conocía bien y mientras la Policía la entrevistaba, por la puerta del negocio pasó un colectivo de línea y alguien se dio cuenta que entre los pasajeros estaba Gutiérez.

Dos días antes, Gutiérrez intentó hurtar la cartera de una mujer del interior de su automóvil Ford Fiesta, estacionado en calle Gervasio Méndez casi boulevard Martínez. El delincuente abrió el vehículo que se encontraba sin seguridad y extrajo el bolso de la mujer, pero no logró consumar del todo el hurto porque fue sorprendido por el hijo de la víctima.

El 11 de febrero de 2018, Gutiérrez y otro delincuente ingresaron durante la madrugada a un galpón en calle Luis N. Palma 1954, utilizado como depósito de mercaderías de un supermercado chino situado en calle Urquiza, entre Boulevard Daneri y Gutemberg. Ambos escalaron un portón y lograron entrar al galpón, de donde se llevaron un pack de gaseosas. Fueron aprehendidos con las seis botellas a la vuelta del lugar.

Dejá tu comentario