Ciudad | Gualeguaychú

Cautela y preocupación en los hoteleros de la ciudad ante la inminente reapertura

Los hoteles de la ciudad cerraron sus puertas el 17 de marzo y licenciaron al personal. No tienen ingresos y deben seguir abonando la carga impositiva. Más preocupación que alegría por la habilitación para trabajar de manera reducida.

La hotelería de Gualeguaychú está parada en su totalidad desde que se inició la cuarentana. En la ciudad no hay grandes cadenas hoteleras, sino que se trata de empresas familiares con entre 10 y 12 empleados en forma directa y otros tantos en forma indirecta.

Consultado por ElDía, el encargado de un hotel céntrico comentó que se “licenció a todo el personal hasta nuevo aviso con la incertidumbre de no saber cuándo y de qué manera vamos a reabrir las puertas".

Contó que "hasta el momento, con la ayuda del gobierno y ahorros de los patrones, los sueldos se están pagando". Igualmente, advirtió que "todo tiene un límite”.

HOTEL.png
Los hoteleros acordaron una reducción del 25% del sueldo de los trabajadores durante el aislamiento.
Los hoteleros acordaron una reducción del 25% del sueldo de los trabajadores durante el aislamiento.

Por su parte Marisa Yabrán, titular del Hotel Aguay, con casi dos décadas de actividad en el rubro, no pierde el optimismo, aunque la situación "es difícil y requiere de medidas urgentes".

Ella y su familia continúan trabajando puertas adentro en el mantenimiento del hotel, con la esperanza de poder abrir las puertas nuevamente.

Contó que "los 12 trabajadores se encuentran en sus casas desde que se decretó la pandemia. Por suerte, el gobierno nacional se hizo cargo del 50% de sus sueldos”.

Cautela por la reapertura y temor a una eventual quita del subsidio

Acerca de la habilitación por parte del gobierno provincial, el encargado del hotel céntrico adelantó que "se habla de que es para trabajadores esenciales o personas con cuestiones de salud, estamos hablando de un número muy menor de clientes, que nos lleva a pensar si conviene abrir de esta manera, o esperar a que todo se normalice".

Sobre este tema, Yabrán opino que "si nos permiten abrir parcialmente primero tenemos que estudiar los pasos a seguir y saber que personas van a poder venir".

"Tenemos huéspedes que no van a poder venir porque viven en Buenos Aires, Rosario y en otros lugares donde la cuarentena es mas estricta", comentó, y agregó que "se habla de que podríamos alojar a trabajadores de servicios esenciales y de la salud, pero no a turistas, ya que esa actividad está prohibida”.

yabran.jpg
Marisa Yabra, encargada del Hotel Aguay.
Marisa Yabra, encargada del Hotel Aguay.

La hotelera manifestó que “todavía no está claro cual será el protocolo sanitario a seguir".

Detalló que "en nuestro caso, compramos las mamparas para la conserjería (para mantener el distanciamiento social), pero en el protocolo nacional se hace referencia a termómetros infrarrojos para tomar la temperatura, y cuestan alrededor de 17.000 pesos".

hotel.jpg

"Abrir así implicaría una inversión que hoy -al no tener ingresos- no está a nuestro alcance", concluyó.

Además, la opinión unánime de los hoteleros de la ciudad, es que de reabrir deberán seguir contando con el subsidio del Gobierno Nacional para pagar al mitad de los sueldos, sino sería inviable.

Dejá tu comentario