Deportes | Central Entrerriano | Torneo Federal

Central Entrerriano, Neptunia y Racing: en cuarentena y con más dudas que certezas

La suspensión de la actividad oficial por la pandemia de Covid-19 ha generado incertidumbre en los tres equipos de básquet de la ciudad, que afrontan distintos momentos de la competencia. Cómo llevan el día a día los jugadores y qué espera la dirigencia del futuro del básquet en la ciudad.

Por Daniel Serorena

La detención de la competencia en todos los niveles del básquet a nivel nacional por la pandemia de coronavirus planteó un panorama impensado en todos los ámbitos: jugadores y cuerpos técnicos, que han tenido que reacomodar sus actividades sin la posibilidad de entrenar, dirigentes, que deben evaluar el día a día para saber de qué manera continuará la temporada y el público, que de golpe se quedó sin la chance de seguir a sus equipos favoritos en el momento más interesante de la competencia.

Es cierto que las competencias en las que están involucrados Racing, Neptunia y Central Entrerriano tienen un panorama diferente, la realidad indica que los tres equipos tienen a sus planteles licenciados y no hay un panorama claro de cuándo se podrá volver a la normalidad, especialmente porque cada decisión irá de la mano con las medidas que se vayan tomando a nivel gubernamental.

En principio, la situación que parecería de resolución más “sencilla” sería la de Racing en la Liga Entrerriana, debido a que se han jugado los dos primeros partidos de las llaves semifinales y que, si bien no hay posibilidad de determinar fechas, la realidad indica que en un plazo relativamente corto de tiempo, la competencia provincial podría finalizar.

Ariel Rey, presidente de la Asociación de Gualeguaychú y miembro de la mesa directiva de la Federación Entrerriana indicó a ElDia que “no tenemos fechas y por el momento entendemos que no podemos pensar en otra cosa que en cuidarnos y mantenernos en casa. Pero nuestra realidad indica que, una vez que se pueda volver a pensar en jugar, la Liga Entrerriana se va a terminar. Obviamente que tenemos que coordinar con los clubes para ver fechas y demás, pero nos restan como máximo tres juegos de semifinales y una serie final al mejor de cinco partidos. Claro está que no sabemos en qué fecha, pero no veo que tengamos mayores inconvenientes en poder completar nuestra competencia”.

Neptunia y la incertidumbre del TFB

El Torneo Federal fue la competencia que mostró mayores dudas al momento de parar la misma, de hecho vivió un fin de semana caótico antes de confirmar la interrupción del torneo.

Neptunia licenció a su plantel, aunque los jugadores permanecen todos en la ciudad, entrenando por su cuenta y sin una certeza de cuándo podrán a volver a trabajar en el Marangatú y muchísimo menos saber en qué momento retomará la competencia. Al Tricolor, que ya tiene asegurada su clasificación para jugar playoff, le restan solamente dos juegos para completar la fase regular, el partido postergado ante BH como visitante en Gualeguay y ante Capuchinos en carácter de local.

En lo referido a la competencia en general, existen más dudas que certezas sobre la continuidad del torneo, tomando en cuenta que primeramente se deberá resolver la continuidad de la temporada sin fecha imaginable, luego se tendrá que resolver qué ocurrirá con aquellos partidos que fueron suspendidos, no se jugaron y se aplazaron durante el último fin de semana antes de la postergación de la competencia y, una vez aclarado un panorama por el momento incierto, repensar la finalización de la competencia, que insumirá como mínimo, dos o tres meses de partidos.

Central espera decisiones

La realidad de Central Entrerriano tiene similitudes con las de Racing y Neptunia, en cuanto a que el equipo se encuentra licenciado, con la mayoría de los jugadores en sus ciudades de origen con las excepciones del norteamericano Joshua Davenport, quien no pudo viajar a Estados Unidos y permanece en aislamiento en la ciudad.

Desde lo deportivo, la Liga Argentina tomó medidas lógicas, anunció la suspensión de la competencia y, antes que saliera el decreto gubernamental de cumplir con el aislamiento obligatorio, la AdC informó que sus competencias no se retomarían al menos hasta el mes de mayo, siempre dependiendo de la evolución de la pandemia.

En el caso de la Liga Argentina, muchos equipos han planteado la posibilidad de acortar la fase regular o bien algunos han sugerido la idea de terminar la competencia. El panorama que se plantea en ese caso es distinto, porque se trata de un torneo sin descensos, lo que no generaría conflicto para aquellos equipos que resolvieran dejar de jugar, atendiendo que ante la situación extraordinaria que generó el coronavirus, no se tomaría como abandono de competencia sino como una decisión de dejar de participar en la presente temporada.

Otros clubes, entre los que se encuentra Central Entrerriano, han sido más cautos y esperarán la toma de decisiones de parte de las autoridades de la Asociación de Clubes. “Nosotros no pensamos en lo deportivo, porque lógicamente pasó a un segundo plano. Entendemos que nuestra realidad puede ser diferente a otros equipos, pero no vamos a apresurarnos y seremos cautos al momento de definir. Central quiere seguir jugando el torneo, pero con la condición de que los partidos se realicen con público y bajo condiciones normales”, expresó a ElDia el presidente de Central, Francisco Claret. “Debemos evaluar algunas cuestiones que seguramente cambiarán el panorama una vez que esto pase, pero nuestra intención es completar la competencia y cumplir con los contratos firmados con los jugadores y cuerpo técnico. Pero insisto que en esta situación de incertidumbre, no podemos tomar medidas ni resolver nada, hasta tanto se tenga un panorama de mayor claridad”, indicó el titular Rojinegro.

Dejá tu comentario