Deportes |

Central fue una aplanadora y llegó al receso con una gran sonrisa

Foto: Joaquín García
El Rojinegro ganó 100-74 con un partido casi perfecto. Lorenzo Capponi se destacó con 28 puntos (8 triples), pero todo el equipo rindió de notable forma, recuperándose tras la derrota del domingo y coronando una gran primera mitad de fase regular.Daniel Serorena Central tuvo un buen comienzo en el juego, firme atrás, negando los intentos de Olimpia y encontrando respuestas con Madera y Bernasconi en el tablero de enfrente. Del lado de Olimpia, apareció León Alfonso para anotar con frecuencia ante la buena defensa que recibieron Agasse y especialmente Memo Rodríguez, que casi no pudo tocar la pelota. Cuando Central amenazó con despegarse en el juego, Olimpia reaccionó con 5 puntos seguidos de Alfonso y una corrida de Guanco que le permitieron achicar diferencias y llegar al cierre del primer cuarto con ventaja de Central apenas 15-13, en un juego donde las defensas claramente prevalecieron por sobre las ofensivas. El segundo cuarto de Central fue sencillamente perfecto. Partiendo desde la defensa, que le permitió recuperar muchos balones y además resguardar su canasto para poder atacar rápido, el Rojinegro también encontró un estupendo parcial de Lorenzo Capponi, que entró encendido al juego y se despachó con 16 puntos en el parcial, anotando 4 triples y lastimando a una defensa de Olimpia que le dio muchas ventajas. Pero además, el equipo de Panizza pudo jugar al ritmo que quiso el base Nacho Fernández, además hubo un gran ingreso al partido de Ludueña y también Madera redondeó un muy buen primer tiempo. Del lado de Olimpia poco para resaltar, una aparición esporádica de Memo Rodríguez y un equipo que sintió el ritmo que le impuso Central al partido. Con un notable parcial de 34-15, el Rojinegro se fue al descanso largo ganando con claridad 49-28, marcando diferencias en todos los rincones de la cancha. En el tercer cuarto, solamente en el comienzo cuando Olimpia metió un parcial de 6-0, la respuesta de Central fue notable. Sólido en defensa, solidario al momento de recuperar pelotas y poder correr las ofensivas para volver a estirar la diferencia. Para colmo, Capponi volvió a cancha con la mano encendida y siguió machacando a distancia, también se enganchó Nacho Fernández y Tomás Ludueña tuvo un sensacional partido, todos en función de equipo y permitiendo que Central le saque 30 a Olimpia promediando el tercer cuarto, sin que los paranaenses pudieran reaccionar jamás en el juego, solamente algún triple de un muy molesto Memo Rodríguez y muy poco del resto, los paranaenses se vieron claramente superados y por momentos pretendieron solucionar con golpes la enorme diferencia que marcó Central, que se fue al último descanso ganando 74-45. El último cuarto estuvo de más, pero la diferencia no fue motivo para que Central saque el pie del acelerador. Por el contrario, el Rojinegro siguió jugando con intensidad, Capponi continuó lastimando con sus bombazos, Ludueña coronó un notable partido y todo el equipo acompañó para sellar una victoria impresionante. Central no dio lugar a las dudas. Si alguien especuló con saber cómo reaccionaría el equipo de Mariano Panizza tras haber perdido su único juego en el torneo, la respuesta fue implacable, paliza a Olimpia y nuevo mensaje al resto de los equipos. Central se fue al receso con récord 11-1 como único y absoluto líder de la División Entre Ríos por absoluto merecimiento propio.   Central Entrerriano 100 I. Fernández 13 A. Forastieri 4 A. Madera 10 G. Córdoba 12 S. Bernasconi 8 N. Ledesma 9 L. Borrajo 2 L. Capponi 28 T. Ludueña 11 M. Caire 3 J. Melchiori 0 DT: Mariano Panizza Olimpia 74 N. Agasse 10 A. Guanco 9 R. Rodríguez 15 L. Alfonso 13 B. Claudé 4 T. Gómez 7 N. Pacciotti 6 F. Carulla 2 I. Sánchez 0 A. Pastori 8 DT: Santiago Vesco Estadio: José María Bértora – Parciales: 15-13; 49-28; 74-45 – Árbitros: R. Barón y R. Abelardo

Dejá tu comentario