Deportes |

Central puso el corazón, cerró la serie y jugará por el ascenso

El Rojinegro ganó una batalla 87-86 en un cierre que tuvo de todo. Apuntalado por un enorme trabajo de Madera y Bernasconi en ofensiva y con el coraje de todo el equipo, el equipo de Panizza se metió en la final por el ascenso, donde espera por conocer su rival.

Central arrancó muy bien el partido, concentrado en defensa, negando penetraciones al canasto de su rival y ofensivamente manejando el partido con solidez, de la mano de Fernández y con un gran pasaje de Alejandro Madera, que junto a Bernasconi lastimaron en la pintura y le dieron la primera ventaja 7-2 al Rojinegro.

Bell reaccionó especialmente cuando Machuca pudo romper al canasto, encontró espacios y también De Miguel se fue a jugar cerca de la pintura sacando algunos puntos. Sin embargo Central mantuvo su fluidez en los ataques, Madera estuvo incontrolable para sus defensores, ganó cuando rompió al canasto y también aportó un triple, para llegar al cierre del cuarto inicial con Central al frente 23-16.

El inicio del segundo cuarto fue prometedor para el Rojinegro, porque en dos situaciones de doble y falta de Bernasconi logró sacar 10 puntos de luz (32-22). Pero justo cuando parecía que Central se acomodaba en el partido, Bell apareció con todo su repertorio ofensivo. Abrió el equipo el ataque y lastimó con dos bombazos de Borioni, otros dos de Falistocco y también con los cortes directos de Machuca, que hizo mucho daño a la defensa de Central.

En un rato los locales emparejaron y pasaron de largo, aprovechando un momento errático de Central, que no pudo lastimar de afuera con Capponi y Ludueña, además de dar ventajas defensivas que Bell aprovechó muy bien. Los locales se pasaron bien la pelota, Cerone aportó 5 puntos seguidos, Falistocco clavó otro triple y el partido pasó a ser dominado por los de Aguilar.

Tras un pedido de tiempo muerto de Panizza, Central amagó con reaccionar, Ludueña metió un buen doble y dos libres de Madera achicaron de nuevo la distancia. Hasta que en las dos últimas pelotas del cuarto, primero De Miguel castigó con un bombazo abierto y Ludueña en la última del cuarto clavó un triplazo de mitad de cancha que achicó la diferencia para Central, que se fue abajo 48-43 al cabo de un intensísimo primer tiempo.

El tercer cuarto se complicó para Central, especialmente porque se cargó rápido de faltas, muchas de ellas poco claras, situación que mandó seguido a Bell a la línea. Además, Machuca encontró espacios para lastimar con sus rompimientos y fue la alternativa de los cordobeses para tomar diferencia. Sin embargo, con un buen pasaje defensivo, dos corridas de Nacho y Ludueña achicaron diferencia para el Rojinegro, que batalló el partido, jugando contra un rival que casi siempre tuvo chances para convertir y contra una terna arbitral que no tuvo el mismo criterio para sancionar de un lado y otro.

Así y todo, con Bernasconi y Madera sumando en ofensiva y un triple de Capponi, Central se colocó a tiro y volvió a jugar el partido de rienda corta. Parecía que el choque se equilibraba del todo, pero Bell tuvo un gran cierre, de la mano de Machuca y Faure, los locales pudieron escaparse y entraron 7 arriba (71-64).

El arranque del cuarto final fue bueno para Central, que encontró respuestas de Bernasconi adentro y también mejoró su defensa. De golpe Central achicó las cosas y el partido entró en un terreno parejo, con los árbitros asumiendo demasiado protagonismo y Central peleando cada pelota con enorme coraje.

Un gran pasaje de Bernasconi en el poste bajo le dio buenos momentos a Central en el juego interior. Bell respondió casi siempre con los rompimientos de Machuca, de enorme juego, bien acompañado por el capitán Faure, que fueron los que sostuvieron la ofensiva del local, que volvió a tomar diferencia aunque Central tuvo opciones para mantenerse a tiro.

El cierre del partido fue caótico, Central achicó con un doble de Forastieri y dos libres de Bernasconi para colocarse a tiro. Luego metió dos buenas defensas y Bell sintió la presión de tener que cerrar el partido. Apenas un par de apariciones de Machuca permitieron que los cordobeses se mantuvieran arriba, pero con un doble de Madera y otro de Bernasconi en el poste bajo, Central pasó al frente luego de mucho tiempo.

En el minuto final pasó de todo, primero Faure puso un triple que devolvió a Bell arriba (86-85), pero dos libres del capitán Forastieri colocaron a Central arriba con 28 por jugar. Bell fue hacia adentro, el tiro de Machuca no entró y Bernasconi tomó un gran rebote, recibió falta, pero inexplicablemente, los árbitros sancionaron antideportiva del pivot de Central, que primero metió un libre, luego Cerone y también anotó uno y Bell jugó con 12 segundos para ganarlo. Una gran defensa de Central obligó a un tiro forzado y Matías Caire se quedó con la última pelota, que selló la clasificación el Rojinegro a la instancia decisiva por el ascenso.

Con coraje, sobreponiéndose a situaciones diversas y de a ratos luchando el partido con una tremenda personalidad, Central dio el paso que faltaba, cerró la serie en Bell Ville y se instaló en la definición por el ascenso. Ahora esperará por el ganador de la serie entre Lanús y San Martín de Curuzú Cuatiá, que anoche achicó la diferencia y mañana buscará igualar las cosas para mandar todo a un quinto juego.

Central sigue soñando despierto. Apuntalado por un equipo lleno de coraje, el Rojinegro está en la final por el ascenso. La ilusión, pintada de rojo y de negro, espera por su rival.

FICHA

Club Bell 86

S. Faure 19

L. Machuca 21

S. Iglesias 5

F. Falistocco 10

E. Martina 2

F. De Miguel 7

T. Borioni 9

M. Cerone 10

DT: Fernando Aguilar

Central Entrerriano 87

I. Fernández 7

A. Forastieri 8

A. Madera 23

G. Córdoba 13

S. Bernasconi 22

N. Ledesma 0

L. Capponi 7

T. Ludueña 7

M. Caire 0

DT: Mariano Panizza

Estadio: Tito Proietti (Bell Ville) – Parciales: 16-23; 48-43; 71-64 – Árbitros: J. Zweiffel, F. Boelaert, A. Briceño

Dejá tu comentario