Me-Gusta-960x120-CARO
País | coronavirus | Covid-19 | delta | Sputnik V

Científicos argentinos trabajan en una vacuna contra el covid, la gripe y la bronquiolitis

El prestigioso infectólogo explicó que Argentina es parte de un equipo de científicos de todo el mundo que busca lograr una triple vacuna viral de adulto. Hizo hincapié en la necesidad de alcanzar el esquema completo de inmunización contra el COVID-19

“Lo que hizo esta situación del coronavirus, es abrir la posibilidad de que haya vacunas nuevas de ARNm o vacunas sofisticadas, contra varios virus. Nosotros estamos en esto ahora, y estamos estudiando el objetivo de migrar a una vacuna que sea la triple viral del adulto, que seria coronavirus, gripe y contra el virus sincicial respiratorio (VSR)”, sostuvo anoche el infectólogo Fernando Polack.

Así, el médico adelantó ser parte de un estudio de mil personas a nivel mundial que se encuentra en Fase 2. “Estamos trabajando en eso. Los estudios hasta ahora de lo que son la Fase 2 de estas vacunas son muy exitosos. En Argentina lo que se va a hacer es la Fase 3, que es lo mismo que en su momento hicimos con Pfizer, y que probablemente lo van hacer varias compañías que están viniendo. En un par de meses habrá vacunas contra el sincicial respiratorio (VSR) para probar en Fase 3, las mismas que que en Fase Dos anduvieron fuera de toda imaginación”, adelanto emocionado Polack, quien desde hace casi un año prácticamente no brindaba declaraciones públicas.

En diálogo con el periodista Jorge Fernández Díaz por Radio Mitre, el infectólogo completó: “De esta forma te darías una vacuna una vez por año y te sacarías de encima el problema respiratorio”.

En cuanto al nombre del proyecto científico que lo lleva a cabo, se trata de Vacuna 60. A su vez, el trabajo en el Hospital Militar está encabezado por Gonzalo Pérez Marc, mientras que él forma parte de “la mesa de discusión del estudio y del diseño de la molécula”.

El infectólogo condujo el capítulo argentino del estudio mundial para probar la eficacia y seguridad de la vacuna de Pfizer-Biontech contra el COVID-19.

Polack encabezó dos estudios que aparecieron en su momento como la única manera de mitigar y combatir el coronavirus. Los resultados del estudio de la vacuna de Pfizer-BioNTech se publicaron en el prestigioso New England Journal of Medicine. El nombre del médico argentino fue el que lideró la publicación.

Pasó ya un tiempo de aquella proeza. El coronavirus ya no es el mismo. Ahora, consultado por las nuevas variantes, la nueva -y compleja- cara del COVID que se llama Delta, Polack sostuvo: “Hay que entender qué es la Delta primero. El virus es un tallarín que tiene indicaciones, es una especie de cápsula donde está metido ese tallarín. Afuera de la cápsula, el coronavirus lleva la llave para entrar a las células y dentro de la cápsula, lleva una fotocopiadora y las llaves. Las llaves son las que le permiten al virus entrar a las células de los seres humanos. Si la llave cambia de mano demasiado, no funciona como cualquier llave y no pode invadir más a otro ser humano. La variante Alfa, Gama, Beta y Delta, son virus que van cambiado la llave lo suficiente como para esquivar un poco el sistema inmune, pero no tanto como para no poder entrar más a las células”.

Continuando con la metáfora, expresó: “Y la han cambiado por la fotocopiadora, que es la encargada, una vez que el virus entró a las células, de empezar a hacer copias del virus. Este virus del coronavirus siempre se equivoca, está apurado y la mayoría de esas copias no llegan a ningún lado. Siempre hay alguna por ahí perdids que hace un cambio, que esquiva los anticuerpos en la sangre, que son como zopapitas que se pegan a la llave. Entonces las sopapitas no reconocen la llave. El virus pasa de largo y se mete en la célula. La Delta es eso, cambió un poco la llave para poder no ser reconocida por las sopapitas”.

La información trascendió el mismo día en que llegaron a la Argentina las primeras 100.000 dosis de la vacuna Pfizer. Tras un año de polémica y dos meses después de la publicación del decreto que autorizó su llegada, el cargamento con las primeras 100.620 dosis de vacunas de Pfizer arribó a las 15.11 del miércoles al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en el vuelo AA991 de American Airlines.

Con respecto a la llegada demorada de la variante Delta al país, Polack fue optimista, dijo que “Argentina está con la cuarta estación de subtes de este virus”. De esta forma hizo referencia a cierta ventaja del país en relación a conocer de antemano lo que pasa en el mundo. “Nos llegan tarde las cosas y eso nos da una ventaja. Lo que si hay que aprovechar la posibilidad de vacunar con dos dosis a las personas”, dijo.

Y remarcó: “Con una sola dosis, la gente aún no esta vacunada”.Así, más allá de la distancia social que se tenga, del alcohol en gel que se use, remarcó que las dos dosis de vacuna es lo único que protege. “Hay tres cosas que hace la vacuna: previene que te infectes y contagies, previene que tengas cualquier tipo de síntoma, y previene que te enfermes gravemente y te mueras”.

Cuando se le preguntó por qué la vacuna Sputnik V, en relación a por qué no termina de ser reconocida en todo el mundo, Polack sostuvo que la vacuna rusa “tuvo que ver con un relato más desprolijo”. Y agrego: “Evidentemente, por más que se demostró que sirve, no le alcanza ese protocolo a la FDA”.

Sobre la tercera dosis, el médico agregó: “No está nada claro que haga falta darse una tercera dosis. Desde el punto de vista individual creo que no. Ahora, hay un motivo para darse una tercera dosis en países como Israel, porque es un país chico de población con una cepa que se pueda escapar para las ya vacunados”.

El médico sostuvo que es probable que “el drama del coronavirus” termine el año que viene, aunque remarcó una pequeña diferencia: “Hay distintos contextos, el drama sanitario sí terminará, pero el drama económico no estoy seguro. Cuando empiece a haber un montón de gente estornudando, van a volver a cerrar los lugares porque lo están haciendo”.

Polack señaló finalmente: “En algún momento el ser humano y la comunidad científica va a tener que entender que el coronavirus se va a quedar y se va a volver muy parecido al virus de la gripe en términos de lo que va a causar, y eso va a mantenerse con nosotros”.

Dejá tu comentario