Me-Gusta-960x120-CARO
Provincia | Juntos por el Cambio

Cientos de adultos mayores se aglomeraron en una fiesta de bailes típicos

En un contexto donde las autoridades de salud remarcan la necesidad de extremar los cuidados ante una próxima segunda ola de COVID -19, este fin de semana se vivió un hecho peligrosamente insólito en Crespo, donde se celebró el 6to Baile Gran Alemán en el Salón del Castillo

La edición del 6° Gran Baile Alemán concentró a centenares de personas en el interior de el salón llamado “El Castillo”, que según señala sus propietarios tiene capacidad para más de 1.500 personas, entre su planta baja y entrepisos superiores y estacionamiento iluminado y cerrado para más de 1.000 automóviles.

Según informó Diario Río Uruguay los responsables del local afirmaron que para la realización de la fiesta se contaba con la habilitación municipal correspondiente, para que el salón funcione con una ocupación de hasta 800 personas.

A pesar de las conocidas medidas vigentes para evitar la propagación del virus COVID, el lugar se vio abarrotado de gente, fundamentalmente personas mayores de edad, que están a la cabeza de los denominados grupos de riesgo.

Las imágenes -que fueron difundidas por los propios organizadores- muestran claramente que no se cumplía con las medidas de distanciamiento y ni siquiera del uso de barbijos.

La fiesta no fue una organización solapada, al punto tal que hubo una profusa difusión a través de las redes sociales, donde se advertía que las entradas se iban agotando a medida que se acercaba el fin de semana.

La ciudad de Crespo tiene como intendente a Darío Schneider, un dirigente de Juntos por el Cambio que desde la primera hora se manifestó en contra de las restricciones que se imponían por la pandemia y fue uno de los primeros en habilitar reuniones sociales, aun cuando estaban vigentes los Decretos Nacionales que indicaban lo contrario. (APFDigital)

Dejá tu comentario