Ciudad |

Clarín defendió las pasteras que "aprovechó" Uruguay y concejales electos oficialistas lo repudiaron

El editor Ricardo Roa, de Clarín, firmó una nota publicada el sábado bajo el título: "El tren que perdimos y Uruguay no", en donde informa sobre la nueva planta de celulosa de UPM y el "papelón" que hizo Argentina quedando fuera del negocio y el accionar de los "piqueteros" de Gualeguaychú. Los ediles electos por el oficialismo lo tildaron de "ignorante".

“Anunciaron que levantarán otra pastera. Fueron a los papeles y ganaron. Nosotros nos quedamos con el papelón”, escribió el periodista en su nota en Clarín, publicada el sábado, y esto despertó el enojo de la próxima banca que tendrá el piaggismo en el Concejo Deliberante, que salió a respaldar la lucha contra las pasteras que tiene Gualeguaychú desde hace años.

A través de un comunicado difundido por la red social Facebook del Partido Justicialista Gualeguaychú, los futuros ediles opinaron: “Nos sentimos agraviados por la nota publicada en el diario Clarín el día Sábado 27 por su editor Ricardo Roa, en donde ataca y estigmatiza al pueblo de Gualeguaychú por su estoica e inclaudicable lucha contra la instalación de pasteras en la cuenca de nuestro río Uruguay.

El editor de Clarín en línea con su posición político ideológica, expresa de forma descarnada en sus “opiniones” las operaciones que buscan instaurar un modelo extraccionista que se esconde bajo un supuesto desarrollo económico para someter a los pueblos. Editorializa para imponer la idea única que el desarrollo de los países se debe atar a la recepción de inversiones a aceptar sin condicionamientos, inversiones que buscan pueblos con necesidades económicas para poder imponer producciones irresponsables frente al cuidado del ambiente y la salud de quienes lo habitan, inversiones que fundamentalmente buscan llevarse todos los beneficios económicos a sus casas matrices dejando en nuestros pueblo solo envenenamiento.

Miente el autor cuando habla de nuestra lucha, a la que literalmente describe como “una batalla contra el pueblo Uruguayo”, lejos de eso, nuestra lucha es con los uruguayos por la defensa de ambos países y, en contra de quienes solo quieren nuestras tierras y aguas para no envenenar sus territorios.

Ricardo Roa le decimos usted es un ignorante, usted prima el dinero sobre el ambiente, usted prima el dinero sobre la salud, usted prima el dinero sobre nuestros hijos. Roa sepa que Gualeguaychú ha sido, es y será un bastión del cuidado del ambiente en el mundo, nos conocen por la Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú, nosotros estuvimos ahí, usted está atrás de un escritorio defendiendo los intereses de una empresa que solo le importa llevarse sus ganancias a miles de kilómetros de aquí. Nos llama piqueteros por defender nuestro ambiente, por amar y defender nuestro rio, por amar y defender a nuestros hijos. Sepa Ricardo Roa editor del diario Clarín que estamos orgullosos de ser piqueteros del ambiente, y que usted es un piquetero de los negocios”.

“Afuera del negocio”

A Roa se le hizo imposible deparar la lucha de Gualeguaychú con su oposición al gobierno de Cristina Fernández e hizo un análisis sesgado de la realidad local. “La historia del kirchnerismo es una historia de oportunidades perdidas. Arrancó con la soja a menos de 150 dólares la tonelada y llegó a 650, con exportaciones anuales de más de 20 mil millones. ¿Y qué cosechó de eso? Nada. Cristina dejó al Central desfondado y a la economía con cepo cambiario por la escasez de divisas.

Esa historia es también la historia de la oportunidad perdida con la industria forestal, que implicaba crecimiento productivo y la manera como progresan los países. Fue una oportunidad que la Argentina desperdició y que aprovechó Uruguay: esta semana anunció que montará otra pastera, esta vez sobre el río Negro, en Paso de los Toros. Una noticia que acá pasó desapercibida.

Será la más grande y la tercera. La primera en Fray Bentos está ahí, produciendo desde hace más de 12 años y dando trabajo y exportando. Hay otra desde 2014 en Conchillas, frente a nuestro Delta. Las plantas generan más electricidad de la que precisan y la vuelcan al mercado. La nueva a levantar es de los mismos dueños de la de los cortes de los puentes, los finlandeses de UPM (ex Botnia). La inversión será de poco más de US$ 3.000 millones: 2.700 para la planta y 350 para la infraestructura portuaria de Montevideo. Si se suman las inversiones realizadas y las comprometidas, dan unos 10.000 millones que han puesto a Uruguay entre los primeros cinco líderes de la industria forestal mundial. Da envidia.

Con Uruguay compartimos una zona ideal para esta industria. Aquí el eucaliptus crece muy rápido, entre 7 y 10 años, y en Finlandia necesita entre 50 y 70. Tenemos mucha más agua y sol y la forestación se hace en terrenos difíciles o imposibles para los cultivos. Argentina es el país con más potencial pero dinamitó su potencial cuando lanzó una ridícula batalla contra los uruguayos, los más cercanos a nosotros. No sólo vimos pasar este tren bala: demonizamos una industria.

Ya casi no se habla de Botnia desde que se probó que nosotros de este lado contaminamos el río más que ellos del otro. Los piqueteros de Gualeguaychú se habían convencido de que los uruguayos de Fray Bentos habían decidido envenenarse y envenenarnos y por nada del mundo iban a cambiar aunque los estudios técnicos demostraran lo contrario. El kirchnerismo alimentó el absurdo hasta niveles demenciales: agitar el nacionalismo da votos pero es peligroso. Cinco años de denuncias y peleas y de un puente internacional bloqueado. Los piqueteros decidían quién y cuándo podía cruzarlo.

El delirio no estuvo solo de este lado del río: el presidente Vázquez reveló que los jefes de las fuerzas armadas le plantearon hacer una guerra de guerrillas. En medio del conflicto surrealista hubo mediación del rey de España, fallo de La Haya, gestión de Lula y de Chávez y hasta una supuesta abuela unibomber que se iba a inmolar en Botnia, según The Washington Post. La información se la había dado el esposo de Romina Picolotti, que pasó de abogada de los piqueteros a secretaria de Medio Ambiente de la Nación bajo las órdenes de Alberto Fernández. Está procesada y en semanas afrontará un juicio oral por corrupción. Todo un símbolo”.

Dejá tu comentario