Política | Concejo Deliberante

Colón congeló los sueldos de todos los políticos y concejales por cuatro meses

La administración del intendente vecinalista José Luis Walser se sumó a la ola de medidas que promueve la austeridad en la clase política.

En la última sesión de 2019, que tuvo lugar el lunes 30, el Concejo Deliberante de Colón aprobó un proyecto enviado por el Departamento Ejecutivo que congela por 120 días –prorrogables por otros 120– la remuneración básica del Intendente y viceintendente, “y de todos los funcionarios del Departamento Ejecutivo”. Igual medida se adoptó respecto de las dietas de los concejales.

La medida se adoptó ante “la situación económica actual y la exigencia de la ciudadanía para que también concejales, funcionarios, presidente y vicepresidente municipal sean parte del momento de austeridad que se reclama”. La norma se fundamenta, además, en “todos los esfuerzos que se les están exigiendo a los vecinos en estos momentos, los que deben dar el ejemplo son el intendente, vice, funcionarios municipales y concejales”.

La medida se suma a la declaración del estado de emergencia económica, también aprobada por el Concejo a pedido de la administración Walser, debido al crítico estado de las finanzas que recibió de su antecesor, el ahora diputado provincial peronista Mariano Rebord. En los fundamentos de la emergencia, la actual gestión municipal en Colón reprocha sin ambigüedades la herencia recibida, y la complicada transición que hubo, “más allá de los infructuosos intentos por parte de la administración electa”.

Al respecto, subraya que la gestión Rebord “aumentó considerablemente la planta de empleados que hoy supera ampliamente los 1.000 trabajadores, de los cuales una suma cercana al 70 % de ellos son precarizados, con el agravante que en épocas de campaña electoral se contrataron a más de 100 nuevos trabajadores, la mayoría de ellos a medio jornal”. Y que “fueron renovados en forma irresponsable por 11 meses todos los contratos de servicios, comprometiendo seriamente la gestión que asumió el 10 de diciembre pasado”.

Subraya el texto aprobado por el Concejo Deliberante que “en las últimas dos semanas de la gestión anterior hubo pagos adelantados e irresponsables que vaciaron las arcas públicas mediante erogaciones que fueron canceladas, incluso, en forma adelantada”. Pero además, “en abuso de la autonomía municipal no se ha preservado el equilibrio fiscal, asumiendo pasivos que exceden la capacidad financiera del municipio en el corto y largo plazo”.

Dejá tu comentario