Me-Gusta-960x120-CARO
Policiales | Fátima Acevedo | Femicidio | Judiciales | Paraná | Unidad Penal | Violencia de género

Comienza el juicio por el crimen de Fátima: había denunciado seis veces a su ex

El proceso por el crimen de Fátima Acevedo (25) tendrá un único acusado, Jorge Martínez (35), su expareja y padre de su hijo. Se llevará a cabo bajo el proceso del juicio por jurado popular.

Un jurado popular juzgará a partir de este lunes 22 de febrero, al acusado de matar en marzo pasado a Fátima Acevedo, la joven de 25 años que tras denunciar seis veces a su expareja por violencia y buscar asilo con su hijo en la Casa de la Mujer de la ciudad entrerriana de Paraná, fue hallada estrangulada en el fondo de un aljibe.

Al igual que otras víctimas de femicidio, y como ocurrió con el reciente femicidio de Úrsula Bahillo (18), Fátima había pedido auxilio en reiteradas ocasiones e, incluso, se difundieron tras su asesinato audios y mensajes en los que denunciaba su situación y la inacción judicial y policial.

El juicio al que llegará como único acusado Jorge Martínez (35), expareja de Acevedo y padre de su hijo, comenzará hoy, a las 9.

El cronograma del proceso

Fuentes judiciales dijeron que el debate, a cargo de 12 jurados, se extenderá durante las jornadas del 22, 23, 24, 25 y 26 y se desarrollará en el salón de actos de los Tribunales de Paraná.

El pasado viernes se llevó a cabo la elección de los integrantes del jurado que analizará los elementos incorporados en la causa, en la que Martínez permanece bajo prisión preventiva, alojado en la Unidad Penal 1 de Paraná.

El ex de Acevedo afrontará cargos por «lesiones graves en grado de tentativa agravado por el vínculo, defraudación especial y homicidio agravado por tratarse de su expareja y en un contexto de violencia de género», que prevé la pena de prisión perpetua.

FATIMA.jpg

La vocal María Carolina Castagno será la jueza que dirigirá el debate, del que participarán también los fiscales Leandro Dato e Ileana Viviani, el abogado defensor Jorge Sueldo y los querellantes Alejandra Pérez y Milton Urrutia.El casoFátima desapareció el 1 de marzo último tras salir de la Casa de la Mujer de Paraná, adonde estaba alojada con su pequeño hijo desde que había denunciado a su expareja seis veces por violencia de género.

Según la acusación fiscal, la relación entre la víctima y Martínez estuvo marcada por la «agresión, manipulación y violencia física y psicológica» por parte del acusado, quien intentó arrojarle a la joven ácido muriático a la cara, afiló una cuchilla intimidándola y además le hizo numerosas amenazas verbales.

La fiscalía recordó que el 11 de febrero del 2020 Fátima había recibido un botón antipánico y se había mudado a la Casa de las Mujeres de Paraná, luego de haber denunciado a Martínez por intentar extraer dinero con sus tarjetas de cobro.

También reseñó que el 1 de marzo a las 8, la joven se retiró de la residencia, tomó un remis y bajó en la casa de Martínez, quien «días previos le prometió, de manera insistente, que le iba a comprar un celular pero que tenía que ir a su domicilio».

Una vez allí, añade la acusación fiscal, «entre las 15.25 y las 17 horas se dirigieron hasta la zona de un aljibe, a unos 800 metros de la vivienda» donde Martínez «le ocasionó la muerte mediante asfixia mecánica», tras lo cual el cuerpo fue arrojado adentro de ese pozo.La pesquisaEn el marco de la pesquisa posterior al crimen, los investigadores hallaron en el celular de la víctima notas escritas por al acusado, quien se hizo pasar por Fátima, al tiempo que se detectaron búsquedas de salas velatorias.

Además se estableció que luego del femicidio, Martínez intentó usar la tarjeta de débito de la víctima.

El cuerpo de Fátima fue hallado una semana después del crimen, luego de que su familia denunciara su desaparición y se iniciara un amplio operativo de búsqueda, durante la cual el acusado quedó detenido preventivamente.

Finalmente, el 8 de marzo, bomberos y policías, con la ayuda de perros adiestrados y un helicóptero, hallaron el cadáver de adentro de un pozo de 18 metros de profundidad, en una zona descampada de Paraná.

Dejá tu comentario