Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | campo | Exportaciones | FARER | Gualeguaychú | mesa de enlace

Comienza la 128 Expo Ganadera en el predio de la Sociedad Rural Gualeguaychú

La muestra será únicamente ganadera y se realizará, como el año pasado, sin la presencia de público. Mañana viernes se realiza la admisión y jura de ovinos. El sábado se realizará la jura de bovinos y equinos. En horas de la tarde se realizará el acto inaugural y la bendición de la muestra con la presencia de dirigentes de entidades que integran la Mesa de Enlace.

Este viernes comienza la 128 Expo Ganadera en el predio de la Sociedad Rural Gualeguaychú. La muestra será únicamente ganadera y se realizará, como el año pasado, sin la presencia de público. Mañana se realiza la admisión y jura de ovinos.

El sábado se realizará la jura de bovinos y equinos. En horas de la tarde se realizará el acto inaugural y la bendición de la muestra con la presencia de dirigentes de entidades que integran la Mesa de Enlace.

Al igual que en el 2020, la pandemia obligó a que las exposiciones rurales en la provincia sean estrictamente ganaderas y sin la presencia de público. Pasó en Villaguay y en Federal en lo que fueron las dos primeras expos de la provincia. Gualeguaychú no será la excepción.La muestra auspiciada por la Asociación Argentina de Angus y la Asociación Argentina de Criadores de Hereford, arranca este viernes con la entrada, desde las 8 a las 14 de vientres seleccionados y reproductores; en tanto que desde las 8 hasta las 12 se registrará el ingreso de ganado ovino.

A las 14 será la jura del ganado ovino y a las 17 la de vientres.La jornada del sábado dará inicio a las 8 con la jura de las razas Hereford y Braford en la pista de jura; mientras que a las 10 la jura de reproductores en la raza Aberdeen Angus y en Equinos.

Después de las 14 se realizará un acto inaugural con la presencia del titular de la entidad, Licenciado Sergio Dalcol, Dirigentes de FARER,CRA, FEDECO y de la Sociedad Rural Argentina en lo que se anuncia será algo breve y sencillo con la bendición de la muestra y el izamiento del pabellón nacional.

El presidente de la Rural, Sergio Dalcol, consultado por El Día señaló que “ realizar un evento de esta naturaleza sin stand y la presencia de público es un esfuerzo económico muy importante, pero a la vez no dejan de ser las jornadas que tanto se esperan y que no pueden dejar de realizarse más allá del contexto que nos tocan vivir”. Indicó que la Expo demanda “mucho movimiento en el predio, la utilización de las instalaciones, corrales, la manga en donde se realizan las tareas de admisión de los ejemplares, darles de comer a los ejemplares, el personal de a caballo y otros que trabajan en esos días, gastos de alojamiento en definitiva una erogación económica importante”.Dijo que las tarifas que se cobran “son más que accesibles, aunque año a año hay que actualizarlas por el proceso inflacionario que vive el país y que es de público conocimiento”.

rural2.jpg

“Hay que arremangarse y hacerse cargo de una serie de costos, porque no podemos dejar a los cabañeros sin su exposición anual. Productores que no pueden dejar de mostrar años de trabajo que se aprecian en los corrales con los distintos reproductores a la gente que está en el campo y a los que viven en la ciudad. Esto, sigue, a pasar de que este año y en el anterior no pudo hacerse con público, la muestra continúa su camino y el productor mostrando el fruto de su trabajo”.

Mencionó que la “mayoría de los cabañeros que vienen a Gualeguaychú son de pequeña y mediana escala, ya sea porque tienen pocas hectáreas o porque lo que le dedican a la actividad de la cabaña es una superficie menor de un establecimiento rural”. Sostuvo que “trabajar en una cabaña tiene mucho de pasión, distando, en la mayoría de los casos, la actividad, de ser rentable”.

El “proceso empieza con una planificación y recién cuando se obtiene un producto que mostrar al mercado pasa un tiempo considerable. Además-sigue- están en juego muchas cosas, como por ejemplo el clima en un día como hoy, por el viernes, frío,nublado, ventoso y en ocasiones con lluvias en lo que no deja ser una clara muestra de lo que es producir en el campo al aire libre. Ni hablar del contexto económico que en los últimos años en el país han sido adversas”, destacó y agregó que ve al “sector ganadero a nivel global con un enorme potencial, aunque a nivel país no lo podemos aprovechar, debido a las señales inequívocas de parte de un gobierno que por un lado manifiesta que Argentina se va a hacer grande con las exportaciones y de esa manera generar divisas; mientras que por el otro cierran las posibilidades de exportar, algo inaudito porque no se va a solucionar el problema de la carne poniendo restricciones a la exportación con algo que ya hicieron con la consiguiente pérdida de millones de cabezas del rodeo argentino y si esto-advierte- continúa en el tiempo la historia puede volver a repetirse”.

rural3.jpg

Dijo que las primeras consecuencias por medidas de esta naturaleza la “vemos en la reducción de trabajo en las plantas faenadoras, el corte de horas extras, la no toma de nuevos empleados en la industria, ni hablar en todo lo que lo rodea”. En relación al mediano plazo “afectarán a la decisión que tenga que tomar cada productor en su rodeo a la hora de eliminar vientres que no son productivos, algo que tiene costos elevados, porque ese animal que tenía determinado valor, ahora lo pierde significativamente, razón por la cual se achican los rodeos y al achicarse disminuye la oferta y aumenta los precios en una ecuación muy simple”.

Sostuvo que el gobierno “toma decisiones cortoplacistas que además no solucionan el problema, debido a que la carne en general , no solo la vaca con destino a China, también otros cortes que están restringidos como la carne kosher con destino al Estado de Israel, aunque se habla de la posibilidad de habilitar esos cortes son medidas erróneas. Tiene que haber una señal en conjunto y que no se impida absolutamente nada. Es más tiene que fomentarse la ganadería. Tenemos muchas incongruencias como un plan ganadero con tasas subsidiadas para hacer mejoras de infraestructura que sabemos que al productor, especialmente al pequeño y mediano, no le llega nunca, porque los requerimientos, en las carpetas, son muchísimas y solo pueden acceder grandes empresas con ganancias exorbitantes”.

rural4.jpg

Cabañas participantes

“Cabaña Tres Molinos” de González Pino SRL; “Don Alberto” de Matías H. Márquez; “Don Napoleón” de Hugo Daniel Nano; “Don Tito” de Juan Alberto Ledri; “El Cara Negra” de José Luis Taffarel; “El Cerrillo” de Manuel Olarra Lynch; “El Destino” de Héctor Schultheis; “El Mate” de El Mate SA; “El Mojón” de Norberto y Jorge Mohr SH; “El Porvenir” de Horacio Fritzler; “El Progreso” de Heber Ramos; “El Trece” de Eduardo Antonio Spiazzi; “Juan T” de Fabio Zeroli; “La Cercana” de Doble G del Litoral SA; “La Colorada” de María Luisa Sarda; “La Esperanza” de Facundo Ledri; “La Ilusión” de Agroseiseme SRL; “La Libertad” de La Conchera SA; “La María” de Brisa Sureña SA; “La Reconquista” de Jorge Holzmann; “La Tradición” de Fedemar SA; “Lo de Juan” de Juan Franco Lizzi; “Maivarepa” de Suc. de Spiazzi Rumelio; “Marca Chica” de George Thomas Fogg; “San Carlos” de Los Mestizos SA; “San Isidoro” de Karina Susana Repetto y “Tres J” de Juan Alberto Gallizzi.

Dejá tu comentario