Tecnología |

¿Cómo funciona el chip para aumentar el deseo sexual que se implantó Goycochea?

Según el arquero, le mejoró la calidad muscular, el ánimo y también la libido sexual. Hace más de cuatro años, Carmen Barbieri impulsó una moda que se está convirtiendo de a poco en tendencia: se implantó un chip sexual. “Te dan ganas de terminar en la cama con tu pareja. Antes para mí el sexo era el último trabajo del día. Es la primera vez que hago algo por mí y para mí”, había dicho la mediática durante una entrevista que le brindó a María Laura Santillán. A este último grito de la moda en materia de salud y belleza en Europa y Estados Unidos, se sumó Catherine Fulop. "Me acabo de poner el chip sexual, como tenía Carmen. Todavía tengo moretones en la nalga. Antes me daban unos geles como en Sex and the City", contó Cathy. Y sumó: "Tiene tradiol, testosterona, es como una asistencia de hormonas en una vacuna. Te sentís más joven en todo sentido, te brilla el pelo... El Ova también se lo va a poner, aunque por ahora usa su gelcito…. él (por Ova) está siempre listo, como un boy scout". Y ahora, en las últimas horas se animó el primer hombre –por lo menos en hacerlo público- a probar este polémico chip. El ex arquero Sergio Goycochea confesó tener puesto uno y aclaró qué beneficios le trae: "Me puse el chip sexual, el segundo. Mejora la calidad muscular, el ánimo y también la libido sexual. Después de cierta edad se pierde tetosterona", detalló. En diálogo con el programa radial de Daniel Ambrosino en Radio El Mundo, el conductor detalló que “cualquier persona que pasa los 50 años, sabemos que se empiezan a perder hormonas, la testosterona se empieza a dejar de generar. Ayuda a la consistencia muscular, levanta el ánimo, ayuda al colesterol, a la diabetes, controla esas cosas y sobre todo el apetito sexual”. Al mismo tiempo, el ex futbolista explicó: "Son como unos granitos de arroz, que te inyectan de forma subcutánea a la piel, no duele nada, y va soltando cada seis meses la cantidad de testosterona que tu cuerpo necesita. Venía haciendo otros tratamientos, pero ahora ya voy por el segundo chip". Y al parecer, según lo dicho por Goyco, da resultado. Fuera y dentro del mundo del espectáculo, ya son varias las personas que superan los 50 años y deciden optan por este dispositivo que libera testosterona y se aplica de forma subcutánea, generalmente en el glúteo. En el caso de las mujeres, resulta ser la solución para varios de los problemas que aparecen durante y después de la menopausia, como la falta de deseo. Lo cierto es que el chip sexual aún no está aprobado en la Argentina por la Anmat y aquellos que optaron por probar este mecanismo se lo implantaron en el exterior: Miami es una de las ciudades más elegidas para ponerse el famoso dispositivo, que se parece a un grano de arroz. Los tratamientos hormonales en Argentina solo cuentan, hasta el momento, con comprimidos, parches y geles que, según expertos, funcionan  y le permiten tanto a mujeres como hombres tener una muy buena calidad de vida y una sexualidad satisfactoria. Al mismo tiempo aconsejan que la utilización de testosterona debe realizarse con un serio control y basarse en la historia clínica de cada paciente, ya que personas con antecedentes de ACV, infarto o enfermedad tromboembólica corren peligro al utilizar este método.

Dejá tu comentario