Política | PASO 2019 | Alberto Fernández | Mauricio Macri | PASO

Con el 88% de las mesas escrutadas, Alberto Fernández se impuso a Macri por 15 puntos

Los primeros datos oficiales determinaron que el candidato del Frente de Todos obtuvo a nivel nacional el 47,37% de los votos, mientras que el Presidente se quedó con el 32,23% del sufragio.

De acuerdo a lo determinado por la Justicia Electoral, luego de las nueve de la noche el Gobierno debía empezar a difundir los primeros datos oficiales del escrutinio provisorio de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), sin embargo, recién una hora y media más tarde, a las 22.30 de la noche empezaron a ser públicos los primeros porcentajes luego de que se alcanzara al menos el 10% del escrutinio en la provincia de Buenos Aires, la Capital Federal, Santa Fe y Córdoba.

Los primeros números arrojaron que, con el 88,86% de las mesas escrutadas, Alberto Fernández alcanzaba el 47,37% de los votos y Mauricio Macri el 32,23%, una diferencia de más de dos millones de votos.

En tanto, Roberto Lavagna se quedaba con el tercer lugar con el 8,34% de los votos; la fórmula de Nicolás Del Caño-Romina del Pla alcanzaba el 2,88%; la de Juan José Gómez Centurión-Cynthia Hotton el 2,63% y José Luis Espert-Luis Rosales el 2,21%. Todos ellos superaron el 1,5% de los sufragios y podrán competir en las elecciones de octubre.

Por el contrario, la fórmula Manuela Castañeira-Eduardo Mulhall (0,71%); la de Alejandro Biondini-Enrique Venturino el (0,24%); Raúl Albarracín-Sergio Pastore (0,15%); y la de José Antonio Romero Feris-Guillermo Sueldo (0,11%) se quedaron fuera de las elecciones generales de octubre por no alcanzar el piso mínimo.

“Hemos hecho una mala elección”

Varios minutos antes de que el ministro del Interior Rogelio Frigerio informara los primeros datos oficiales, el presidente Mauricio Macri había reconocido la derrota, aunque no había dado ninguna cifra. Acompañado por los principales referentes de Juntos Por el Cambio (María Eugenia Vidal, Miguel Ángel Pichetto, Elisa Carrió y Horacio Rodríguez Larreta, entre otros) el mandatario sostuvo que lamentaba “no haber tenido el apoyo que esperábamos".

Y aunque la militancia macrista no paró de gritar el clásico “¡Si, se puede!”, los ánimos del Presidente demostraban no ser los más optimistas con respecto a las elecciones generales de octubre.

El otro gran golpe que sufrió el macrismo en las primarias fue la aún más contundente victoria de Axel Kicillof sobre María Eugenia Vidal por la gobernación de la provincia de Buenos Aires: el candidato del Frente de Todos le ganaba a la actual gobernadora por el 17,8 % de los votos (49,9 contra el 32,1%).

La provincia de Buenos Aires, que representa el 37% de todos los votos del país, con 12.515.361 electores habilitados, el nivel de participación se ubicó en 76%, similar a las PASO de 2015, cuando fue de 77%.

El festejo del peronismo

Conocido los resultados oficiales, el ganador de las PASO Alberto Fernández apareció en el búnker del Frente de Todos, donde lo esperaba la militancia del PJ. Entonó la marcha peronista, se sacó selfies con los que lo vitoreaban y estrechó todas las manos que le estiraron.

Al igual que el presidente Macri, pero con una actitud totalmente contraria, se mostró totalmente optimista con respecto a las elecciones generales de octubre, donde la ilusión de ganar en primera vuelta se hizo ver más posible que nunca.

Dejá tu comentario