Ciudad | Inflación | Precios

Con readecuaciones presupuestarias, la obra del Colegio Nacional avanza con poco personal

El efecto de la inflación impactó en los materiales de la construcción y en los costos en general. Todavía resta la restauración del salón de actos y la escalera principal. Hay aulas que son usadas para cuatro dependencias, mientras que la cantidad de obreros se disminuye al igual que el ritmo de trabajo. El avance de obra alcanzó el 94%, según informaron desde la zonal de Arquitectura.

Mónica Farabello

Son cuatro años de trabajo los que se han realizado en el histórico Colegio Nacional de Gualeguaychú. Se trata de una de las construcciones más antiguas de la ciudad que sufrió un deterioro incomparable.

Luego de varios años de reclamos y más gestiones, la comunidad política y educativa logró poner manos a la obra. A cuatro años de aquel inicio de recuperación y remodelación de la institución, las obras continúan pero a un ritmo mucho más moderado.

ElDía conversó con la Rectora Raquel López, quien confirmó que se encuentran en la tercera etapa, donde se trabaja en el sector histórico. Luego resta la cuarta etapa donde se va a reparar el salón de actos y parte de la escalera principal que está en la parte del sector nuevo, ingresando por calle Mitre.

“Actualmente el salón de actos está dividido en cuatro sectores. En dos funcionan aulas; en el otro funciona la rectoría, y en el último la mesa de entrada y la Preceptoría”, explicó López.

Además, aclaró que el presupuesto oficial se ha ido actualizando por el aumento de los precios de los materiales porque esta obra comenzó hace cuatro años atrás. “Actualmente desconozco en cuánto está valuada la obra, sobre todo por la inflación del último tiempo”, indicó.

Cabe recordar que la inversión inicial era de 55 millones de pesos. El avance inflacionario de los precios y la escalada del dólar y los valores de la construcción hicieron que los números finales varíen. Hasta el momento no se puede determinar a ciencia cierta cuánto costará la refacción, restauración y ampliación del Colegio Luis Clavarino, debido a que se determinará una vez concluida la obra.

La convivencia

Raquel López contó a ElDía que “han sido cuatro años de adaptarnos y convivir en plena obra. Para la escuela ha sido todo demasiado largo. Se nota mucho en el turno de la mañana donde son 21 cursos y estamos sobrepasados”.

Colegio Nacional ADENTRO.jpg

En cuanto a lo organizativo resaltó que “dos cursos están trabajando fuera del edificio del Colegio, más precisamente, en aulas que nos presta la Alianza Francesa. Además, contamos con un solo patio para 420 o 450 alumnos, más el personal”.

“En un aula en este momento está funcionando la biblioteca, la preceptoría, la vicerrectoría y la sala de profesores. Está dividida y todos tenemos que convivir”, resaltó.

Respecto a los sanitarios, informó que afortunadamente ya se encuentran todos habilitados y hechos a nuevo. “En la parte más nueva del edificio -que data del 1930- ya están funcionando los cuerpos de sanitarios, pero por ejemplo, un baño de discapacitados está siendo usando actualmente como lugar de informática para guardar todos los equipos y otro baño está usándose como depósito de arte”.

El histórico mirador

Este sector del edificio avanzó notablemente aunque resta ser finalizado. Al respecto la Rectora explicó que “faltan muchos detalles y terminaciones. La obra gruesa está hecha pero se va avanzando de a poco en cada uno de los espacios y salones”.

Asimismo, aclaró que “actualmente la empresa está con poco personal porque ellos dependen de los certificados de obra que les va habilitando el Gobierno; ellos no pueden avanzar hasta que no se cumplan con esos certificados, por eso la obra avanza con poco personal y a otro ritmo”.

Un trabajo estructural

La obra logró restaurar las paredes, maderas, ventanas y techos a su estado inicial; es decir, no reemplazó una ventana por otra o las maderas de los pisos por nuevas. Se buscó la restauración total de cada material, trabajando con profesionales preparados especialmente.

El mirador fue declarado patrimonio histórico, por lo que su tratamiento es especial o diferente al del resto de la obra.

Dejá tu comentario