Me-Gusta-960x120-CARO

Con un sinfín de atractivos hacen de Esquel un verdadero tesoro patagónico

La región es un genuino fenómeno natural para el turista, gracias a la oportunidad de adentrarse en ocultos sitios y pasear por caminos casi inexplorados...

La antigua y recóndita ciudad, se localiza en las fascinantes colinas al oeste de Chubut, siendo el núcleo para el Parque Nacional Los Alerces, ofrece una relajada base para recorrer a cielo abierto y disfrutar de una gran cantidad de actividades al aire libre.

Con 30.000 habitantes, Esquel es el foco que concentra al turismo en la zona media de la Patagonia Andina, donde puede hallar todo lo necesario para transformar un simple viaje en una asombrosa aventura.

Asombrando al turista por la diversidad de vistas que ofrece, como así también propuestas culturales enlazada a la buena cocina y sitios que dan paso al pasado, podrá hallar señales dejadas por civilizaciones arcaicas, paisajes deteriorados por los años y descubrimientos acerca de los gigantes que poblaron esas tierras.

Respecto a hospedaje, en ArgentinaTurismo podrás ver cabañas en Esquel, con múltiples opciones. Este tradicional portal turístico es uno de los sitios más visitados de Argentina por parte de los viajeros.

Con tanto por visitar, a continuación podrá conocer varias de las actividades que tiene para escoger…

Excursión a Trevelin y cercanias:

1.png

A solo 25 km, tendrá la posibilidad de pasear por la pequeña ciudad donde se establecieron los galeses a fin del siglo XIX. La cual mantiene viva sus raíces y brinda a los visitantes observar extraordinarios paisajes. Al tiempo que puede degustar de su tradicional pastelería galesa en las diversas casas de té que se encuentran en el pueblo.

En el camino podrá hallar dos paradas con el fin de comprender el área de la “Sierra colorada”, donde se unen atracciones a cielo abierto con la cultura mapuche y el “Lago del Rosario”, sitio donde perdura la historia de los pueblos nativos.

Caminata a Piedra Parada:

2.png

Son pocos los kilómetros que dividen a Esquel del Área Natural Protegida Piedra Parada, siendo un recobeco fascinante de la meseta patagónica donde se encuentra una piedra que se alza a más de 200 metros sobre la tierra. Sorprende a los turistas e invita a los más valientes a escalar.

El gigante monolito, en tiempos antiguos formaba la pared de un volcán. El cual, se encuentra rodeado por el río chubut brindando un escenario perfecto para practicar trekking y disfrutar de extensas e increíbles vistas.

Pesca en el Lago Tres:

3.png

Siendo uno de los lagos más atractivos de la Patagonia y con menor profundidad, es perfecto para aficionados en el lanzamiento de mosca. Es importante tener en cuenta que al ser una actividad que se practica con demasiada frecuencia, es obligatorio la liberación. De modo que, se encuentra prohibido utilizar púas .

Para obtener una experiencia completa, la mejor alternativa es emplear tres líneas, una flotante, una de hundimiento tardío y la tercera que permita llevar la mosca a la profundidad. No obstante, indistintamente de la opción de pesca que utilice, las pacíficas aguas del lago Tres invita a sumergirse en un ambiente relajado y sereno, asegurando una experiencia única.

Un viaje al pasado con “La Trochita”:

4.png

La historia y la melancolía, se encuentran en el recorrido que atraviesa el popular expreso patagónico, siendo un genuino símbolo de la región.

Una locomotora negra con estrechos vagones caldeados con un calentador a leña y una distinguida columna de humo, hacen de “La Trochita” una encantadora postal turística global. Con apenas 75 cm, la característica via reducida lo transforman en uno de los cinco ferrocarriles en la tierra con estas particularidades que han perdurado a lo largo de los años.

En su itinerario, los turistas pueden disfrutar de la cordillera Nahuel Pan, enseñando una tonalidad rojiza, con peñascos volcánicos y elevadas cumbres nevadas. En las cercanías residen diversos descendientes de la comunidad mapuche, reconocidos por sus actividades pastorales y artesanías.

Como así también, conocer la historia y el pasado de la Patagonia en el Museo Leleque, visitar el Parque Nacional Los Alerces y navegar en el Futalaufquen, practicar rafting en el Río Corcovado, aventurarse haciendo rappel “La Palestra” o esquiar en la “La Hoya”.

En líneas generales, Argentina cuenta con uno de los lugares más asombrosos para visitar. Hogar de una excelente gastronomía, y una rica cultura; Esquel, es ideal para hacer una pausa y relajarse con el maravilloso entorno de la selva andina patagónica.

Dejá tu comentario