Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad |

Con una importante caravana, Gualeguaychú volvió a decir "¡Si a la vida! ¡No a las papeleras!"

Casi dos centenares de vehículos ataviados de banderas argentinas y carteles en contra de la pastera Botnia-UPM, la Asamblea Ambiental lleva adelante la 17ma. Marcha en la Ruta 42. Se leerá una proclama en Arroyo Verde.

Casi dos centenares de vehículos ataviados con banderas argentinas y carteles en contra de Botnia-UPM, la Asamblea Ambiental realizó la tradicional marcha contra las pasteras uruguayas. La concentración se realizó en el histórico punto de Arroyo Verde, y desde allí fueron hasta el puente internacional. Finalmente, con los últimos rayos del sol leyeron una proclama.

Como cada año, la Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú (ACAG) realizó en la tarde del domingo la 17ma Marcha al Puente Internacional en protesta por la instalación de las pasteras en el río Uruguay.

En esta oportunidad, atendiendo al delicado contexto sanitario que atraviesa la comunidad por la pandemia de Covid-19, desde la ACAG se solicitó a todos los concurrentes que lo hagan en auto, con su grupo conviviente, portando tapabocas y manteniendo las distancias.

La concentración fue a las 16 en Arroyo Verde, el histórico paraje del kilómetro 28 de la Ruta Internacional 136, desde donde se marchó hacia la rotonda previa a la cabecera argentina del Puente Internacional, y desde allí se retornó a Arroyo Verde donde se leyó una proclama que fue retransmitirá a través de una frecuencia modulada para que todos los presentes puedan escucharla desde la radio de sus automóviles.

Durante el mensaje, la Asamblea advirtió que la lucha continúa porque hay que impedir que se instale la tercera pastera, esta vez en el río Negro, que desemboca en el Uruguay. Además, informaron que “Insistiremos ante la Justicia Federal de Gualeguaychú, con la investigación por el delito de propagación de efluentes, contemplado en la Ley 24051 y en reclamar que ante el incumplimiento de la República Oriental del Uruguay, se active el Protocolo de San Luis, que ambos Países han firmado”.

MARCHA PUENTE-2.jpeg

A continuación, la proclama que leyeron en Arroyo Verde:

“Hoy siguen vigentes las razones que motivaron nuestro reclamo contra la instalación de BOTNIA -UPM, y su posterior producción contaminante, que deteriora nuestras fuentes de VIDA, el Agua, el Aire y la Tierra. Llevamos más de diecisiete años gritando desde nuestro hito de Arroyo Verde, que BOTNIA DEBE IRSE DEL RIO URUGUAY.

Lamentablemente no hemos tenido respuestas eficaces, éste emprendimiento se ha mantenido por la desidia y la falta de medidas más eficaces por parte de los poderes del estado.

Insistiremos ante la Justicia Federal de Gualeguaychú, con la investigación por el delito de propagación de efluentes, contemplado en la Ley 24051 y en reclamar que ante el incumplimiento de la República Oriental del Uruguay, se active el Protocolo de San Luis, que ambos Países han firmado. Venimos también a ratificar que la histórica claudicación de nuestro Estado Nacional en sus diferentes estamentos ha permitido que se siguiera con el proyecto Botnia UPM, debemos revertirla ante la próxima construcción de la tercera pastera del Uruguay, ahora sobre el Rio Negro, que generará más contaminación

Una y otra vez hemos denunciado públicamente la falta de compromiso de las autoridades:

  • Repudiamos la presencia de BOTNIA -UPM Fray Bentos.
  • Repudiamos el proyecto en marcha de UPM2 en Pueblo Centenario sobre el Rio Negro (ROU) tributario del Río Uruguay. Nos sentimos parte de la comunidad Uruguaya por este reclamo, que nos afectará a todos sin duda alguna.
  • Repudiamos la ampliación de Kemira, productora de los elementos tóxicos vertidos en Fray Bentos, a nuestro río, aumentando la contaminación a límites insospechados, para satisfacer las necesidades de UPM2.
  • Repudiamos la modificación del Digesto del Rio Uruguay por parte de la CARU (Uruguaya y Argentina), permitiendo mayor concentración de tóxicos en el vertido al río, en vez de procurar su disminución, violando el principio de no regresión. Paralelamente sí aprueban rápidamente el aumento del calado de las vías navegables, para que estas Industrias Piratas puedan llevar lo saqueado a nuestra tierra, lo más barato posible.
  • Repudiamos la derogación de la Ley de la madera, que no permitía la venta a Emprendimientos contaminantes del Uruguay, y hoy vemos salir camiones con madera de nuestra propia Ciudad rumbo a BOTNIA, vendida por Empresas inescrupulosas.
  • Repudiamos que luego de más de siete años de gestiones, sigamos sin saber qué respiramos. Estuvimos años creyendo en la efectividad del registro de la estación de monitoreo de Ñandubaysal, y hoy sabemos que era un punto neutro para el registro de aire contaminado.

Hoy, nuevamente no se ponen de acuerdo los responsables del cuidado de nuestro ambiente a todos los niveles y seguimos esperando resultados que no se concretan. Los Sensores de aire, siguen esperando ser colocados y los ciudadanos esperando los resultados.

La razón nos asiste, y sobre todo la necesidad de frenar la destrucción del ambiente.

Nuestra Constitución en su Artículo 41 nos otorga el derecho de gozar de un ambiente SANO. La explotación descontrolada de la naturaleza, trae una crisis donde el ser humano corre el serio riesgo de ser su víctima. PEDIMOS a nuestras autoridades presentes y futuras, actuar con la energía y convicción necesarias, para que con prisa y sin pausa frenen estos atropellos y respondan al reclamo constante de nuestro Pueblo”.

Finalmente, el mensaje concluyó con el clásico “¡Si a la vida - No a las papeleras! ¡No a todo emprendimiento contaminante! y ¡Fuera Botnia del Rio Uruguay!”

Dejá tu comentario