Ciudad | Alejandra Leissa | Juan Olano | Juntos por el Cambio | Pablo Echandi

Concejales de Juntos por el Cambio cuestionaron "las injusticias de las sobretasas"

En un comunicado enviado a los medios de comunicación, los ediles de la primera minoría indicaron que "la sobretasa de terrenos que tantas situaciones de injusticia ha causado entre los vecinos ha cumplido más de un año desde su aplicación".

“El cobro por parte de la Municipalidad de la llamada sobretasa ha generado en cientos de vecinos una clara imposibilidad para el pago. Siempre entendimos que era un contrasentido que, en plena emergencia económica y social, los vecinos deban enfrentar el pago de sumas siderales a los que se agregan casos de arbitrariedad manifiestos. Ha sido todo muy desprolijo y aplicado de manera discrecional, por lo que insistimos que debe reverse la ordenanza”, señalaron los ediles Alejandra Leissa, Juan Olano y Pablo Echandi.

Los concejales de Juntos por el Cambio presentaron hace un tiempo un proyecto para dejar sin efecto la normativa, pero la misma no tuvo eco en sus pares del oficialismo

Según los concejales “la norma desconoce principios tributarios básicos, con aumentos desproporcionados, que oscilan entre 100 % y 600 %, generando múltiples casos de injusticia. Si la idea del Intendente era ir en contra de la especulación inmobiliaria, esta medida concentra aún más las propiedades y obliga a muchos vecinos que no tienen una cómoda situación económica a malvender o perder directamente sus terrenos”, aseguraron, al tiempo que contaron que “son innumerables los vecinos que llegan a nuestro bloque quejándose de situaciones de extrema iniquidad. En ese marco, durante 2020 algunos casos fueron corregidos y los montos modificados, pero en 2021 hicieron borrón y cuenta nueva y llegan otra vez montos imposibles de abonar a personas que lejos están de especular. Es todo muy irregular”, criticaron.

“Un ejemplo claro de la distorsión y la ausencia de criterio está dado por un vecino que se acercó días pasados y explicó que en 2020 le llegó una boleta de pago anual por $ 29.600, la cual después del reclamo correspondiente pasó a ser de $ 8.300. En el inicio de este año, la factura por el mismo terreno se actualizó a $ 39.300. Un despropósito”, indicaron.

Comerciantes, los otros castigados

"Otro de los sectores más fuertemente castigado por las disposiciones tributarias del kirchnerismo gualeguaychuense es el comercio", plantearon desde la oposición. "A las insólitas restricciones dispuestas durante la pandemia y en el verano actual, se suma una perniciosa medida respecto de la comúnmente denominada Tasa de Comercio. Puntualmente, se trata de la base imponible que no se actualiza desde septiembre de 2011, hecho que provoca el pago de la sobretasa a muchos comercios que no debieran tributar de ese modo", describieron.

“Nuestra propuesta de modificación se encuentra desde mayo en la Secretaría de Hacienda sin dictamen. Lleva 294 días cajoneado, sin importarles la difícil situación que atraviesan los comerciantes”, fustigaron.

Cabe recordar que “la sobretasa por Inspección Sanitaria, Higiene, Profilaxis y Seguridad -que aplicaba mayores tributos a grandes contribuyentes- alcanzaba a un pequeño grupo de empresas y comercios y desde hace un buen tiempo a partir de que no se actualizan las bases imponibles, esa carga tributaria se ha expandido a muchos comercios alejándose del espíritu de la ordenanza”, explicaron.

“En el momento que presentamos el proyecto de modificación, allá por principios de 2020, tomamos los datos hasta entonces. Por ejemplo, y a modo de demostrar la enorme desigualdad que sufre el comercio local, demostramos que el aumento de los sueldos de un empleado del escalafón municipal, categoría Décima, desde el año 2011 hasta el año 2019 se había incrementado en 8 veces. A su vez, las tasas municipales habían aumentado 18 veces en el mismo período mientras que la base imponible mensual se mantenía inmóvil. Un mamarracho recaudatorio imposible de defender”, remarcaron.

Los ediles resumieron que “se trata de ordenanzas de neto corte recaudatorio donde la injusticia y la arbitrariedad están presentes de un modo insostenible. Se pone a vecinos que no tienen ni intención ni poder para especular inmobiliariamente contra la pared. Son vecinos que muestran claras intenciones de pagar, pero no pueden. Y respecto de los comercios, sencillamente es un absurdo que atenta contra la actividad, el empleo y la inversión. Esta ciudad, lejos de atraer, viene dictando medidas que espantan a cualquiera que tenga un emprendimiento en mente. Igualmente, a lo que sucede a nivel nacional, el cóctel tributario es confiscatorio y repelente de nuevas inversiones”, finalizaron.

Dejá tu comentario