Me-Gusta-960x120-CARO
Mundo |

Condenaron al "destripador de Hollywood", el asesino de la novia de Ashton Kutcher

Michael Gargiulo fue encontrado culpable de tres homicidios, dentro de los cuales está la ex novia del actor Ashton Kutcher.

Uno de los juicios más esperados por el mundo del cine llegó a su fin. Michael Gargiulo, conocido mediáticamente como “El Destripador de Hollywood” fue condenado a muerte después de que confirmó que asesinó a tres mujeres, mientras sigue la sospecha de que sus víctimas fatales fueron en realidad diez. Ashley Ellerin, Tricia Piaccio y Maria Bruno fueron las jóvenes asesinadas por Gargiulo que, dicho sea de paso, no será ejecutado en breve.

Esto se debe a que en California hay una moratoria a las ejecuciones que comenzó en 2019. La última vez que una persona pagó con su vida por los delitos que cometió fue en 2006. El caso de Gargiulo tomó relevancia no sólo por lo brutal de sus crímenes sino porque una de sus víctimas, Ellerin, era la pareja del actor Ashton Kutcher cuando fue asesinada en 2001. Justamente él declaró en el juicio.

Embed

Ante el juez y el jurado Kutcher recordó la última vez que piso la casa de su novia. En 2001, el actor había quedado en ir a visitarla a su casa. Pero llegó varias horas tarde y nadie respondía. Mientras esperaba para ingresar, pudo ver unas manchas rojas en el piso de la casa de su novia. Es que había intentado espiar por la ventana si ella estaba. Kutcher, en el juicio, le dijo al jurado que pensó que se trataba de manchas de vino. Fue la última vez que pisó la entrada de esa casa. Luego contó que al día siguiente recibió la triste noticia. Su novia había sido asesinada de 47 puñaladas.

Para Kutcher este fue un momento bisagra en su vida. En el juicio aceptó que, si no se hubiera demorado dos horas, quizás su novia seguiría con vida. “La cagué”, repitió ante el jurado.

ashton kutcher.jpg

El método de Gargiulo era sanguinario. Luego de decidir una víctima, solía obsesionarse con perfiles diferentes, pasaba días enteros de vigilia hasta conocer bien los movimientos. Luego, se acercaba con un rostro que expresaba amabilidad, se hacía pasar por un vecino y ahí, en un breve lapso se metía en la casa de sus víctimas para destriparlas vivas.

En el caso de Maria Bruno fue incluso más allá. Mientras la atacaba decidió cortarle los senos para removerle los implantes mamarios que ella tenía. Todo esto mientras ella seguía con vida. Sus crímenes no quedaron impunes debido a que su última víctima logró defenderse y escapar de él.

victimas asesino serial.jpeg

En 2008, Gargiulo tenía en la mira a Michelle Murphy, su vecina. Cuando el Destripador de Hollywood decidió avanzar en su plan para asesinarla, ella se defendió. En una trifurca logró herirlo y escapar. En sus ropas ensangrentadas y en sus lesiones tenía lo que terminó siendo la prueba principal para condenarlo: muestras de ADN.

No sólo el material genético que extrajeron de la ropa y las heridas de la víctima erran de Gargiulo sino que Murphy contó con lujo de detalles durante el juicio cómo fue justamente el ataque. El modus operandi coincidió con el resto de las víctimas.

Dejá tu comentario