Policiales | Abuso sexual | abuso infantil

Condenaron a la preceptora y al docente que invitaban a alumnas a fiestas sexuales

La denuncia fue hecha por los padres de siete alumnas distintas de una escuela secundaria de Luján en 2015. El Tribunal Oral Criminal Nº 6 de Morón condenó a ambos a 18 años de prisión.

“Tengo una hija de 16 años, y si lo hizo lo repudio”, había expresado Laura, ante los medios, cuando su hermano, docente en varias secundarias de Luján, Luis Gabriel Sili, fue denunciado junto a su novia, la preceptora María Julia Asselborn, de obligar a sus alumnas a tener sexo con ellos.

La primera denuncia surgió allá por 2015 y casi cuatro años después, ambos fueron condenados por el Tribunal Oral Criminal Nº 6 de Morón a 18 años de prisión por el abuso sexual agravado de dos de las estudiantes, a las que obligaban a tener relaciones sexuales mediante engaños y trucos.

A raíz de las denuncias en 2015, la pareja fue detenida en Luján después de permanecer prófugos durante cuatro días. Fueron siete las alumnas - de 4° y 5° año de la Escuela Secundaria Nº 20 de Luján- que denunciaron a su preceptora de canjear faltas, buenas notas y hasta dinero a cambio de sexo. Una de estas denuncias señalaba que en uno de los casos hubo acceso carnal.

fiscalia.jpg

Según los investigadores, la preceptora "reclutaba" a las chicas más vulnerables del colegio para mantener relaciones sexuales con ella y su novio, filmar videos y luego subirlos a internet. Los jueces consideraron su condición de “preceptora” y de ser la encargada de la educación de una de las víctimas como agravante.

Además, la imputaron por grooming por contactar a las víctimas por medio de chats con el propósito de cometer un delito contra su integridad sexual. Los abusos ocurrieron entre octubre y noviembre de 2015 en la casa que Asselborn compartía con Sili en Merlo.

La denuncia señalaba que la preceptora del curso al terminar el horario de clase del día viernes 20/11, convence a la niña que suba a su automóvil, un Ford Fiesta blanco, con la excusa de ir a averiguar sobre las camperas de egresados.

Una vez arriba del auto, le traba las puertas y la traslada a la ciudad de Morón, invitándola durante el recorrido a participar de un `trío sexual´ junto a su novio, “intentando persuadirla pese a las reiteradas negativas de la alumna".

1552076040180.jpg

Además, la misma detallaba que "al llegar a destino y ante su resistencia a bajar del auto, se vio obligada a trasladarla nuevamente hasta Luján, rogándole entre llantos que no cuente nada porque perdería su trabajo”.

Los jueces Andrea Bearzi, Alejandro Rodríguez Rey y Cristian Toto descartaron el delito de "corrupción de menores" y la pareja fue juzgada por dos casos de abuso y uno de rapto. Al final, terminó siendo condenada solo por los abusos, ya que el segundo delito jamás se probó.

La fiscal Daniela Barroso había pedido 22 años de prisión para cada uno de los acusados, pero ambos fueron condenados a 18 años de prisión. “Si bien estoy conforme con la condena, el daño ya está hecho. Para nosotros hoy se cierra un capítulo y lo que más espero es que mi hija pueda arrancar una nueva vida”, dijo a Primer Plano On Line la mamá de una de las víctimas.

Dejá tu comentario