Policiales | Gualeguaychú | Pueblo Belgrano | Unidad Penal

Condenaron a los dos delincuentes que degollaron dos ovejas en Pueblo Belgrano

Maximiliano Pereyra y Gonzalo Villagra habían sido detenidos el martes por la madrugada durante una persecución que culminó en Juan José Franco y Nogoyá. Pereyra ya había sido condenado el 31 de agosto, mientras que Villagra tenía un pedido de detención por rebeldía. Ellos denunciaron malos tratos en el procedimiento policial.

El juez de Garantías, Tobías Podestá, convalidó hoy por la mañana un acuerdo de juicio abreviado entre el Ministerio Público Fiscal, representado por Lucrecia Lizzi y Carolina Costa, y el defensor Martín Clapier, por una serie de hechos que tenían a Pereyra y Villagra como responsables.

Villagra, de 24 años y sin antecedentes, tenía un pedido de detención por haberlo declarado en rebeldía al no presentarse a un proceso que se le seguía por hurto simple. En la audiencia con podestá acordó una pena de 3 años de prisión condicional por los delitos de robo agravado por escalamiento en grado de tentativa, hurto agravado por escalamiento en grado de tentativa (2 hechos) y abigeato.

Pereyra, en cambio, recibió una pena más dura debido a que contaba con antecedentes y una condena muy reciente. Este joven de 23 años recibió una sentencia de 2 años de prisión efectiva por el delito de abigeato, pero por su condena de 2 años de prisión condicional dictada el 31 de agosto pasado -que no estaba firme - por intentar robarle la moto que llevaba de tiro un cadete en octubre de 2016, agravó su situación. Se unificaron las penas y se dictó una sentencia de 4 años de prisión efectiva que ya cumple en la Unidad Penal 9.

maximiliano pereyra y gonzalo villagra.jpg

Durante el proceso, ambos condenados denunciaron malos tratos por parte de la Policía en el procedimiento que se realizó el martes último cuando fueron detenidos. Por ello, el juez Podestá dispuso en el pronunciamiento que se librara un oficio al Fiscal en turno para que investigue el procedimiento de los uniformados que actuaron y que se libre un oficio al Jefe de Policía, Cristian Hormachea, para que investigue administrativamente lo expuesto por los condenados en la audiencia.

Pereyra y Villagra fueron detenidos por última vez en la madrugada del martes, cuando el personal policial de la Comisaría Quinta fue alertado por un vecino sobre la presencia de dos personas que se trasladaban a bordo de un Fiat Duna color bordó, que habían sustraído ovejas de un predio ubicado en San Agustín y Parera, en la zona conocida como Nuevo Pueblo Belgrano.

El auto fue localizado en Gualeguaychú y se inició una persecución que involucró a varios móviles hasta que finalmente fue interceptado en J. J. Franco y Nogoyá. Inmediatamente se los redujo y al inspeccionar el vehículo se constató que en el asiento trasero transportaban dos ovejas que habían sido recientemente degolladas.

Pero Villagra ya era buscado por la Policía debido a que – si bien no tenía condena y por lo tanto carecía de antecedentes – tenía en proceso varios hechos delictivos. Fue este joven de 24 años quien el 18 de febrero de 2019 ingresó a una vivienda de calle Luisa María Guerra casi Urquiza y sustrajo cables de la instalación eléctrica. Una vecina lo descubrió y alertó a la Policía, que lo detuvo en Urquiza casi Pronunciamiento.

DETENIDO GONZALO VILLAGRA.jpg

Un mes después, el 20 de marzo, ingresó a robar al comercio “Ciudad de Samba”, que había sufrido un incendio pocos días antes, ubicado en calle Eclio Giusto, y se apoderó de bebidas alcohólicas y herramientas, pero tampoco pudo consumar el hecho porque fue descubierto por la Policía.

Cuatro días después, a las pocas horas de haber recibido la libertad, ingresó a una obra en construcción en calles Urquiza y Lavalle, y trató de llevarse un balde de sellador blanco, dos masas, tres martillos, un reflector, tenazas, una cuchara de albañil, entre otros, pero debió abortar el robo al ser sorprendido por un vecino que pasaba por el lugar.

Villagra recibió tres 3 años de prisión condicional por la sumatoria de todos estos hechos, pero no deberá cometer delitos por 4 años, porque en caso contrario se considerará “no pronunciada” la condena y los 3 años lo cumplirá de manera efectiva, más el tiempo que se fije por el nuevo delito que cometa.

Dejá tu comentario