País |

Condenaron a un año de prisión a joven detenida por darle un beso a su esposa

Mariana Gómez fue aprehendida mientras se besaba con su mujer y fumaba en un lugar prohibido en la estación de Constitución. El veredicto se dio a conocer justo en el Día Internacional por el Orgullo LGTB. 

La Justicia de la ciudad de Buenos Aires condenó el viernes a un año de prisión a Mariana Gómez, la joven que se besaba con su esposa y fumaba en un lugar prohibido de la estación de Constitución.

La mujer fue acusada de "resistencia a la autoridad y lesiones leves", informaron fuentes judiciales.

El veredicto se dio a conocer el 28 de junio, Día Internacional por el Orgullo LGTB. La defensa de Gómez, a cargo de Lisandro Teskiewicz, había pedido la absolución alegando que no existe ningún sustento en los hechos y que se trata de un caso de lesbofobia.

Sin embargo, poco después de las 11.30, la jueza del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 26, Marta Yungano, leyó el veredicto que condenó a Gómez, de 26 años, quien en octubre de 2017 estaba junto a su esposa Rocío Girat (25) fumando y besándose en un andén de la estaciónConstitución.

En el forcejo para detenerla, la agente Villareal perdió un mechón de pelo que originó la calificación de “lesiones graves”. Según la fiscal, “para cualquier mujer es muy grave que le arranquen el pelo, porque tarda mucho en crecer”. Pero luego una pericia médica pedida por la defensa de la chica lo consideró “lesiones leves”.

"Me defendí de un acto de violencia discriminatoria de la Policía de la Ciudad", afirmó Mariana antes de conocerse el veredicto. “Vamos a hacer una convocatoria aún más grande. No podemos creer que estemos pasando esta situación”, había expresado días atrás Girat, esposa de la joven.

Tras el fallo, Mariana sufrió una crisis de llanto dentro del Tribunal y fue asistida por su abogado defensor y su esposa. Una vez que pudo recuperarse, ambas salieron del edificio donde las esperaban un centenar de activistas LGTB y algunos dirigentes políticos. Antes de dirigirles una palabras, Mariana se desvaneció en plena calle, por lo que fue ingresada de nuevo al edificio y se recuperó rápidamente.

La mujer fue detenida por agentes de la Policía de la Ciudad en el acceso al Centro de Transbordo de la estación Constitución durante el 2 de octubre del 2017. “Estábamos fumando en un lugar sin paredes donde no había carteles y había más gente fumando”, había asegurado en su momento Mariana, quien detalló que, en esa situación, el agente de policía Jonathan Rojo se había dirigido a ella diciéndole: “Pibe, ¡apagalo!”.

Dejá tu comentario